martes, 7 de octubre de 2008

Pinceladas

Como ya sabéis me apunté hace casi un mes a un curso de pintura organizado por Crea, sí... ese que requería audición pero que gracias a Dios no hubo... pues sí, ese mismo. El primer día (hace ya dos jueves) llego a la clase, que más que clase es una planta entera en el ático de un edificio antiguo llena de caballetes y pinceles... de lo más bohemio, vamos. Yo pienso... "esto promete" y poco a poco van llegando los cursistas. Me fijo bien en cada uno de ellos, mejor dicho ellas porque hombres hay uno y gracias... y digo yo: por qué abundan más las mujeres cuando se trata de las bellas artes?. No pasaría lo mismo si me hubiera apuntado a un curso de pintar Warhammers... en fin, hay un círculo con sillas y me siento en una al lado de dos tipas que parece que lo saben todo sobre acrílicos y no se que más... me empiezo a poner nerviosa pensando en abstractos por si acaso hacen una audición. De pronto aparece la profesora, una chica jovencita con aspecto bohemio que viene con su perro chiwawa. Parece amable. Se sienta y se presenta. Se llama Elvira y es profesora en una escuela de secundaria, nos cuenta lo que ha hecho y nos pide que nos presentemos, así que uno por uno nos vamos presentando con el chiwawa dando vueltas y rebozándose en el suelo. Cuando me llega el turno, les digo que no tengo ni pajolera idea de pintar pero que siempre me ha fascinado el tema pictórico. Ella me dice que genial y que no me preocupe. Pues genial, ya no me preocupo. Cuando se terminan las presentaciones nos dice que cojamos una paleta y que con los colores primarios nos dediquemos a crear más colores y a pintar lo que se nos ocurra. Yo me lo estoy pasando en grande, me emociono y empiezo a pintar rayas y círculos y venga color aquí y allá. Cuando se acaba el tiempo del ejercicio y veo lo que ha hecho el resto de mis compis...dos cosas me quedan claras: una, que pintamos todos como el culo y dos, que la tal Elvira va a tener que tener mucha paciencia... Después de la pausa nos pide que cojamos el objeto que queramos (de dentro de un armario que hay allí) y que lo pintemos...aquí empieza lo bueno... El concepto de realismo no lo tenemos muy bien asimilado, no... yo elijo una jarra roja y cuando la termino, más que jarra eso parece un botijo, pero mis compañeros no se quedan atrás, no. La pobre Elvira está sudando la gota gorda...debe estar pensando que menudos ceporrios le han tocado y que menos mal que no hizo una audición...pero yo estoy feliz! Por fin puedo desarrollar mi creatividad aunque sea en un botijo!

5 comentarios:

pau dijo...

tú no te preocupes por nada, que la cuestión es disfrutar y pasarlo bien, no importa lo que salga

(pero queremos ver ese botijo)

¡y gracias por el link!

ainaina dijo...

Yo te iba a decir lo mismo que Pau, se nota que estudiamos en la misma universidad. Así salimos, mucho disfrutar y ni idea de dibujar!
Es broma, Pau dibuja muy bien, pero a mi...en dos clases seguro que dibujas mejor que yo.
Cenita el viernes!

Koni dijo...

De artista a artista, en 1º de BUP para aprobar Plástica me dedicaba a entregar los trabajos de mi hermana. Les rascaba la nota en boli con una cuchilla de afeitar. No se notaba apenas la témpera cuarteada... Saqué sobresaliente y no pinté nada!!
Seguro que eres toda una artista pintando botijos...

romeovive dijo...

funcionarios y funcionarias: ahora lo entiendo.

El siguiente escalón en la pirámide social funcionaril es pasar de profesor a artista subvencionado.

Sois unos genios / genias.

Nuria dijo...

Sois todos unos artistas! Son las 4:30 de la manyana, Dios...que madrugón. Nos vemos en unas horitas...