lunes, 21 de diciembre de 2009

La gran nevada

El domingo cayó en Holanda lo que no había caido en muchos años y todo, todo se cubrió de blanco. El domingo nos despertamos con Siberia frente a nuestros ojos y como niños con zapatos nuevos nos fuimos al Vondel con una sóla idea: la de matarnos a bolazos de nieve... El Vondelpark era una estampa. Gente por todos lados haciendo muñecos de nieve, arrastrando trineos, librando batallas campales... Nos hizo falta poco para contagiarnos del espíritu de las nieves y disfrutar del día como enanos. Hay que ver lo poco que se necesita para ver gente sonriendo por todos lados.
Después del parque nos dedicamos a recorrer los canales con las bicis con los consiguientes patinazos y alguna caida de culo que otra. En una peligrosa operación de espionaje nos agazapamos y esperamos a que pasara algún barco. En el momento oportuno nos liamos a bolazos con el barco. Los pobres turistas se pegaron más de un susto al ver chocar las bolas de nieve contra los cristales. Hasta la gente que pasaba se agachaba con nosotros y participaba de la batalla. Fue genial. Ayer quedó inaugurado el principio de mis vacaciones. Mañana me voy a Palma y dejo al tuli guardando la nieve...con la promesa, eso sí, de traerle un buen jamón! Feliz Navidad a todos!!

sábado, 19 de diciembre de 2009

District 9

Esta semana el tuli y yo nos hemos tragado dos de las peores películas de nuestra existencia. La primera, 2012... por favor, menudo guión, el que lo hizo debía estar en plena "happy hour". Otra de esas infumables películas de cataclismo global...Patética. Pero para mí la que se lleva la palma es la que acabamos de ver ahora mismo mientras esperamos a que llegue mi hermano. District 9 o Sector 9 en espanol, calificada con un 8,4 en imdb. Después de verla lo primero que he hecho es volver a esa página para cerciorarme de que no me había equivocado... pero no, alí estaba con su notaza. Atención al argumento de la "masterpiece": la peli está ambientada en Johannesburgo en el 2010, casi 30 años después de la llegada de una nave alienígena a la ciudad sudafricana. Tras más de dos décadas desde el primer contacto, los extraterrestres conviven con humanos pero han sido relocalizados en una especie de gueto, el Distrito 9.
Le digo al tuli que si tiene esa nota es porque seguro que sólo votan los frikis porque si no no lo entiendo, pero luego buscando críticas por la web veo que todo el mundo se rinde a sus pies...que si que peliculón, la sorpresa del año!, etc, etc... yo flipando y preguntándome si no seré yo la friki... Desde el principio, aparte de absurda me ha parecido aburrida a más no poder. Nos la hemos tragado porque somos masocas. En realidad teníamos la esperanza de que en cualquier momento nos sorprendiera con un cambio radical... pero no, nos hemos comido este bodrio hasta el final. En fin, un consejo: no os gastéis el dinero en ver esta fantochada...

jueves, 17 de diciembre de 2009

Blanco

Esta mañana nos hemos despertado con esta imagen. Bueno, con esta precisamente no porque es una del Vondelpark que he hecho más tarde, pero como queda genial ahí os la pongo. Qué estampa navideña por favor... y qué frío del carajo. Ver caer la nieve desde casa es maravilloso, estar fuera con el moquillo en estalactica, las manos congeladas (a parte de toda tu) y los hombros encogidos en plan golum... no tiene precio. Aún no entiendo muy bien esa tendencia a encogernos con el frío, según he leido es porque al encogernos se reduce el área de nuestro cuerpo que está en contacto con el exterior, lo que hace que disminuya el frío... lo que sea pero a mí después me duele la espalda que da gusto.
Bueno, al grano, que me enrollo más que un papiro. Emocionada, me he puesto mi gorro-orejero y he salido a la calle. Cuando he ido a coger mi bici el sillín estaba congelado. La operación de quitar el hielo, quitar el candado a la bici y aposentar mi trasero ha durado más de lo previsto, entre otras cosas porque me he negado a quitarme los guantes-manopla y la destreza con ello mengua. De camino al Vondelpark casi me "escoño" y es que claro, hay que conducir con sumo cuidado evitando la capa de hielo que se forma en la calzada... Cuando he llegado al parque todo era una no parar de "ohhh" y "ahhh". Ya de vuelta a casa me han perseguido unos niños malvados que no paraban de tirarme bolas de nieve, por lo que casi acabo en el suelo otra vez...
La previsión del tiempo dice que va a seguir nevando y mañana nos vamos en la bici a ver casas a Heiloo... que no nos pase nada!
En realidad espero que siga nevando para cuando llegue mi hermano Kiko, le va a encantar!

domingo, 13 de diciembre de 2009

Piscinazos

Ayer me explicó el tuli lo que eran los Schwalben, futbolísticamente hablando. Después de darle vueltas a la posible traducción no encuentro otra mejor que la del clásico piscinazo. Aquí os dejo un video de los 10 mejores "schwalben", lo que nos hemos reido... Si es que de verdad, los hombres a veces... son como niños.

jueves, 10 de diciembre de 2009

Vaya Circo

Ayer fuimos al circo. En serio. Un amigo del tuli nos regaló unas entradas porque el no podía ir, aunque lo que yo creo es que vió mi blog y pensó que yo las necesitaba más... La cuestión es que decidimos animarmos, a pesar de que a ninguno de los dos nos apasione demasiado el tema circense, la verdad. Pero como actuaban en Carré y este teatro tiene fama de admitir sólo buenas obras y actuaciones, pensamos que no estaría mal. Craso error, de nuevo. Nos presentamos allí media hora antes con la idea de "estará hasta los topes". A excepción de nosotros y una pareja de ancianos no se veía ni un alma. Empezamos bien. Decidimos irnos al bar a tomar algo, donde nos clavaron casi 7 euros por un capuccino y un té (un té que era aguachirri, claro). A nuestro alrededor siguen las pelotillas del oeste (oseasé nadie)... a ver si nos hemos equivocado de día. Parece ser que no. Nos encaminamos a ocupar nuestros asientos y cinco minutos antes de que empiece la función comienza a llegar la gente en tropel...con lo cual, entre que encuentran sus asientos, se quitan los abrigos y demás... se retrasa la función unos 20 minutos. Yo flipo. De repente, como salidos de la nada aparecen unos niños vestidos de duendes que nos ofrecen cebolletas (será una costumbre local). Al rato se apagan las luces y comienza la "función", si se le puede llamar así. Hacía bastante tiempo que no veía algo tan cutre. Sale a la pista un puñado de adolescentes imberbes que empiezan a... a ver como lo digo, hacer chorradas: un par de saltitos chorra, tres pelotitas al aire y cuando van a hacer equilibrios, van y se caen...de verdad, hasta mi sobrino tiene más gracia. El tuli y yo nos miramos y nos empieza a entrar la risa. Acordamos que nos largamos en cuanto llegue la pausa. De repente me fijo que el tipo sentado delante mío esta escribiendo un sms. Cotilleo (por puro aburrimiento) y veo que escribe a alguien lo siguiente: "Estoy en Carré. Nunca me había aburrido tanto. Qué malo". No puedo estar más de acuerdo. Y seguidamente comienza a jugar al tetris. En esos momentos echo de menos tener un movil de última generación. Aguantamos media hora larga hasta la pausa y salimos de allí escopeteados como alma que lleva el diablo. Si alguna vez viene a vuestra ciudad un circo llamado "Elleboog" no vayáis NUNCA.

martes, 8 de diciembre de 2009

El gran salto

Lunes. 8:30 de la mañana. Con todo mi entusiasmo (es un decir) me dispongo a salir de casa rumbo al trabajo. Aún medio dormida giro el picaporte para abrir la puerta y observo que ésta no se abre. Presiono con más fuerza pero enseguida me doy cuenta de que alguien ha cerrado la puerta desde afuera. Ese alguien es por supuesto mi queridísimo tuli (quién si no) Sin darle mayor importancia procedo a insertar la llave en la cerradura para abrir la puerta pero, horrorizada, me percato de que es imposible abrir la puerta desde adentro. Estoy encerrada. Noto que me empiezo a cabrear por momentos y que mi sangre fluye de arriba a abajo que da gusto. Marco con la vena inflada el número del tuli y me despacho con él (poooobre, pensaréis) No, pobre yo, a ver cómo narices voy yo ahora al trabajo. La bombilla se me enciende y le digo al tuli que voy a saltar por la ventana con las llaves y así podré abrir desde afuera. El tuli no lo ve muy claro, parece que no se fía de mis artes de saltimbanqui. Yo le tranquilizo diciéndole que desde que hago pilates soy mucho más flexible (pfffff) y que además es un primero y no hay mucha distancia. Le cuelgo (porque no tengo mucho más tiempo que perder) y comienzo la operación "salto-mortal". Cualquier persona con lógica hubiera abierto la ventana, se hubiera colgado de ella para minimizar la distancia y posteriormente se hubiera dejado caer cual hoja de otoño. Yo no. A mi no se me ocurre otra cosa que ponerme de cuclillas en el alfeizar de la ventana y saltar como si de una rana se tratara. Ni Pinito del oro me supera. Para ser francos os diré que sí se me ocurrió la primera opción pero como empecé a ver que tenía público quise hacerlo lo más rápido posible. El impacto fue mayor de lo que me esperaba(lo de las leyes físicas no son mi fuerte) Caí cual ballenato. Cuando me incorporé noté que todo mi cuerpo temblaba y que me había arañado los dedos de las manos y me salía un poco de sangre. Por lo demás, sana y salva. El vecino de enfrente que ya estaba casi con las palomitas debió flipar. Me pareció ver que tenía una cámara de fotos, prefiero no pensarlo. Rápidamente me metí en el portal y pude abrir la puerta. Le dí el parte al tuli y me marché rauda y veloz. Ya en la bici me puse a pensar sobre lo sucedido...me podía haber partido una pierna. Me han dicho que esta semana viene el circo a Amsterdam. Me voy a pensar si dejar el currículum. Ah, el tuli ha hecho un publireportaje en plan reconstrucción de los hechos...En Flickr.

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Zwarte Piet

Llegó de nuevo la época de Sinterklaas. En realidad San Nicolás llegó en barco desde Madrid (yo es que todavío me lo imagino navegando por el Manzanares y me parto) a mediados de noviembre y ahora por todos lados veo a los Zwarte Pieten(o Pedritos Negros, para los amigos) haciendo de las suyas. Los Pedritos son los que llevan el saco de los regalos y descienden por las chimeneas de las casas para dejarlos en los zapatos de los niños. Esto y que sean negros da que pensar la verdad... llamadme intuitiva.

Cada Pedrito el Negro tiene una tarea propia encomendada (por ejemplo "guía", "cocinero", etc). San Nicolás se comporta siempre con porte, distinción y seriedad, mientras que los Pedros son acróbatas juguetones y traviesos. Siempre están pegando saltos, a mi a veces me ponen de los nervios...y además para más inri llevan un traje de paje que ni "Arlequín", feo es un rato.

Pues hoy estaba yo dando clase cuando de repente aporrean la puerta e irrumpen en la clase tres estudiantes vestidos de esta guisa... Se ponen a hacer acrobacias cual saltimbanquis, me sacan en volandas de la clase y a continuación cierran la puerta con llave y se quedan ellos dentro con mis estudiantes. Yo con cara de poker, claro. Por el cristal de la puerta veo que empiezan a lanzar pepernoten por el aire y después deciden hacer un juego. Jo, y yo fuera perdiéndome el espectáculo. Creo que fue mi cara de pena lo que les hizo abrirme la puerta, eso y que mis estudiantes les pidieron que me dejaran verlo porque como soy "guiri"... Así que al final pude participar. Se trataba de adivinar una palabra. Ganó una alumna que después me regaló el premio (qué maja, eso o quería un bonus point :) El premio: una letra de chocolate. Y tal cual entraron se fueron, es decir como elefantes en una cacharrería.

domingo, 22 de noviembre de 2009

Lise

El 16 de noviembre nació mi tercera sobrina tulipana, Lise. Justo ese día. No dejo de pensar en Mery, una vida que se marcha y otra que acaba de llegar...
Ayer sábado decidimos ir a Harderwijk a conocer a Lise. Salimos de casa con un sol radiante y ahí en la calle estaba mi amiga la garza. La garza que guarda nuestra calle, que no se asusta de nadie y que se pasea como si fuera el sereno. No pertenece a nadie pero cada mañana se coloca delante del hotelito que está a 30 metros de la puerta de nuestra casa y ahí se queda hasta el mediodía. Después desaparece y no vuelve hasta el día siguiente. No me canso de mirarla.
Después de una odisea de viaje (resulta que están haciendo obras en las vías del tren) llegamos a casa de mis cuñados. Pero nos encontramos la casa cerrada a cal y canto. Ni un alma... Le digo al tuli que no creo que se hayan ido a pasear. Digo yo que después de haber parido no creo que una esté para paseítos. Como nadie nos responde al timbre ni al teléfono, decidimos llamar a mis suegros, que de vez en cuando ejercen de Paco Lobatón. Mi suegra nos dice que es que están haciendo la siesta, que de 12:00 a 15:00 todos los días tienen que dormir, lógicamente, recalca. Sí, a mi se me queda la misma cara de pasta de boniato que a vosotros. En primer lugar, la siesta es nuestra y en segundo lugar, no dura tres horas...y en tercer lugar, ya que me pongo, lo de lógicamente no lo entiendo yo muy bien. Digo yo que dependerá de lo que el bebé le deje dormir a la madre, doy por hecho que durante los primeros meses un bebé no sigue una rutina. Siempre he pensado que las mamás duermen cuando el cuerpo se lo pide y no de 12 a 15:00 necesariamente. Pero a lo mejor me equivoco. Mujeres embarazadas o madres, manifestaos y sacadme de esta duda existencial. La cuestión es que tuvimos que esperar media hora(menos mal que se nos ocurrió llegar a las 14:30) para ver a Lise. La espera mereció la pena. Qué guapa, no creeis? Y además con mucho pelo, a lo español, olé. Me hacen mucha gracia las costumbres holandesas. Primero, el nombre del bebé no se puede saber hasta el día en que nace. En eso ellos flipan con nosotros. Segundo, lo de adornar la casa es todo un arte,banderitas por toda la casa, globos, a veces hasta he visto una cigueña, empotrada en algún cristal de la casa. Es genial. También nos sirven beschuit con bolitas de anís, de color azul o rosa dependiendo del sexo del recien nacido.
Me hizo muy feliz conocer a Lise. Aunque ahora tengo un vacío un tanto difícil de llenar, por lo menos me quitó un poquito la tristeza.

martes, 17 de noviembre de 2009

Buen viaje Mery

Dicen que cuando se muere un amigo se rompe algo dentro de nuestro cuerpo. Hoy a mi se me ha roto el alma. No puedo dejar de recordar todos los momentos pasados con María, desde el colegio hasta hoy, pasando por la adolescencia, la facultad, los viajes, los novietes, las bodas, los hijos, los sueños e ilusiones... María no sólo era mi amiga, era además una persona excepcional, como pocas. Sencilla, generosa y preocupada siempre por los demás, con una sonrisa perpetua en la cara. Divertida, sociable y muy leal. Optimista nata. Era capaz de consolarte cuando se suponía que los demás éramos los que teníamos que consolarla a ella. A luchadora no la ganaba nadie. Nunca vi tanta fortaleza en un cuerpo tan pequeño. Sólo ha podido con ella esa lacra que se llama cáncer. Por eso duele tanto. Porque se ha llevado a un ser maravilloso antes de tiempo.
Cuando se muere un amigo se pierde un fragmento de nuestra vida, un trocito de nuestra historia se va con él. Con María se ha marchado también un pedazo de mí.
Anoche ella inició su viaje, ese que sólo es de ida. Si existe el cielo, María vuela directamente hacia allí.
Gracias Mery por haber compartido gran parte de tu vida conmigo. Eso no se va a ninguna parte, eso se quedará siempre conmigo y a tí te llevaré siempre en mi corazón. D.E.P

miércoles, 11 de noviembre de 2009

Boda marroquí

El miércoles pasado fuimos a una boda marroquí de un amigo del tuli. Como yo nunca antes había ido a una boda de otra cultura (excepto a la mía, que era medio tulipana pero eso no cuenta) comencé a taladrar al tuli: "¿A quién se le ocurre organizar una boda un miércoles a las 19:00?, ¿qué me tengo que poner? y lo más importante: ¿habrá comida? El tuli, que tampoco había ido hasta ese día a un evento similar sólo me dijo, entusiasmado, una cosa: "seguro que harán el grito bereber" a lo que yo le contesté "Qué va, eso no lo van a hacer". Joé que no, todavía tengo el tímpano descolocado con tanto grito. Con el vestuario está claro que no acerté. Casi todas las invitadas (porque hombres había pocos, que si no también) llevaban caftanes y mucho, mucho, mucho oro (u/o bisutería brillante, no sabría decirlo). Dos cosas me llamaron la atención: la primera fue la cantidad de comida que había por todos lados, sobre todo dulces típicos. La segunda, la impuntualidad. Los holandeses llegamos(sí, yo ya me incluyo como tal) a las 19:00 mientras que los marroquíes llegaron una hora más tarde, y como no se servía vino, pues me harté a zumo de naranja y té moruno super azucarado durante la espera. A las 21:00 nos sentamos a cenar(a todo esto ni rastro de la novia, al novio sí lo vimos). Me encantó que nos pusieran en una mesa con invitados marroquíes ya que así pudimos enterarnos de muchas costumbres. Había una señora mayor que se enamoró del tuli porque sólo le servía zumo de naranja a él y le llamaba señor. Bueno, pues ahí nos enteramos de que la novia iba a cambiarse de vestido tres veces (por si una sola no fuera suficiente) y que hay algunas novias que lo hacen hasta 5 veces... También nos contaron que la noche de la boda, es costumbre que los amigos del novio rapten de manera simbólica a la novia y la lleven a la casa de los suegros... A mi me hacen eso y me da algo, lo que me faltaba, pasar la noche de bodas con mis suegros. A mitad de la cena apareció la novia, muy guapa y ahí fue cuando se desató el caos. El Dj comenzó a poner música moruna a todo volumen, canciones que todos se sabían al dedillo, menos nosotros claro. Las mujeres se pusieron a bailar y a pegar gritos y yo entretanto me divertía haciendo fotos. Cuando se cansaban volvían a la mesa y así una y otra vez (qué energía). La verdad es que estuvo genial. Os dejo un video colgado. Si escucháis bien, oiréis el grito bereber al final.


video

sábado, 7 de noviembre de 2009

Día M

Ayer fue el día de la mudanza, el día en el que nos liberamos de los Tokkies, que por cierto nos despidieron a o grande, a las 7:00 a.m comenzó a retumbar toda la casa... Esta ha sido una semana de estrés, aunque desde que vivo en Holanda parece que todas lo son. Ni tiempo he tenido de escribir en el blog, entre el trabajo y la mudanza no he dado para más. Pero ayer por fin dormimos en nuestro nuevo hogar, qué remanso de paz. Además mis suegros lo han dejado precioso y disfrutamos de unas vista excepcionales. Me encanta nuestra nueva casa! aunque sea temporal. Más suerte no podíamos haber tenido. Esta mañana nos hemos despertado con un solete insólito, signo inequívoco de que empezamos una nueva etapa llena de cosas buenas (te voy a hacer caso Arthur, tú ya sabes por qué) y nos hemos repartido las labores tal y como imponen los roles, yo desempaquetando y colocando nuestros enseres en su lugar adecuado y el tuli buscando una óptima conexión a internet. Y todo sin ruido. Después nos hemos ido a comer a De Gaeper, nuestro nuevo punto de reunión, a partir de hoy. Barato y céntrico, de estos cafés oscuros auténticos. Además, la dueña, una mujerona grandota y muy amsterdamesa es muy maja y habla español, bueno ese español aprendido en la calle, que unas cosas las entiendes y otras pues te las imaginas. En fin, que ahora toca descubrir nuestro nuevo barrio y lo más importante, disfrutar de él. Eso sí, a partir del próximo finde se reactiva nuestra búsqueda de casa...

viernes, 30 de octubre de 2009

Pilates

Gracias a mi amiga Andrea hoy he desempolvado artículaciones y músculos que ni sabía que existían, y claro, ahora... me duele todo. A partir de hoy todos los viernes toca pilates a las 9:00 de la manana. Lo nunca visto, yo madrugando para hacer deporte. Problemas detectados a la hora de ejercitar mis movimientos armoniosos:
1- Me pesa el culo. Bueno, el culo, las piernas, los brazos...
2- Me cuesta concentrarme a la vez en respirar, levantar la pierna, relajar los hombros, girar la cabeza para el lado correcto y seguir las instrucciones jolandias. Menos mal que por el rabillo del ojo espío los movimientos del resto de féminas asistentes (ni un tío, como es lógico) y así no me pierdo.
3. Lo de hacer flexiones es para profesionales. Yo desisto. Y eso que cuando veo las películas del típico recluso cachas haciendo flexiones en su celda mientras da una palmada entre flexión y flexión, no parece tan difícil...
En fin, espero ver adelantos de expresión corporal poco a poco. Al menos me siento mejor (aunque aún dolorida)

martes, 27 de octubre de 2009

sábado, 24 de octubre de 2009

El ataque del desodorante

Bueno, como lo prometido es deuda os voy a contar la última situación surrealista a la que una servidora se ha tenido que enfrentar, con la colaboración especial del tuli, por supuesto. Os pongo en situación: miércoles pasado, 9:00 de la mañana, sola en casa, concretamente en la cama, sobando. Me despierto, me hago un café y me vuelvo a la cama, que para eso tengo vacaciones de otoño. Enciendo el ordenador y me pongo a leer el periódico. De repente escucho un ruido extraño y me doy cuenta, horrorizada, de que alguien está intentando abrir la puerta de casa. Se que el tuli no es porque está en Harderwijk. Presa del pánico, pego un salto, cojo instintivamente lo primero que tengo a mano, esto es, un bote de desodorante Sanex Vitamin E y me coloco detrás de la puerta de nuestro cuarto con el corazón en un puño. Pasan unos segundos hasta que la puerta se abre y escucho una voz desconocida que dice: "Halooo" En esos momentos mi lógica(esa gran desconocida) me lleva a pensar que un ladrón no saluda cuando entra a robar y tímidamente asomo mi matojo de pelos de recién salida de la cama por detrás de la puerta, y para mi sorpresa veo a nuestro agente inmobiliario (el incompetente, a partir de ahora), seguido de dos hombres. Yo no sé quién está más asustado, si yo o ellos al verme con mi pijama, mis pelos y el bote de desodorante aún en la mano. Recuperada ya e intentando dejar el desodorante disimuladamente en algún lado, me cuenta el incompetente que ha venido con dos obreros a medir el apartamento para su posterior reforma y que ahora además van a venir los nuevos propietarios. Hala, venga, éramos pocos y parió la abuela. Mi sangre comienza a revolucionarse y super cabreada le digo que NO, que qué es esto de aparecer así, abrir la puerta de MI casa e invadir MI intimidad. Ni os digo cómo estaba la casa, parecía el campamento de la Paca y ahora que lo pienso tuve hasta suerte, podría haber estado en la ducha o en pelotilla brava. Los tres me miran como si yo estuviera loca y el agente me dice que había quedado así con mi marido. Mi marido. #!!x*^!! Furibunda y acordándome de la estirpe de los tulis llamo al que se denomina mi marido que felizmente me responde al teléfono. Pues resulta que MI marido se había olvidado de chequear sus emails (que novedad) y con ello de la cita matutina de la que yo estaba siendo víctima. Así que sin comerlo ni beberlo tuve que presenciar en pijama cómo seis desconocidos husmeaban por toda la casa. Eso sí, al tuli no le hablé en todo el día.

jueves, 22 de octubre de 2009

La mudanza

Hemos vendido el apartamento! Eso significa varias cosas, la primera y más importante es que por fin vamos a librarnos de los tokkies. Qué felicidad tan inmensa, sobretodo porque se lo hemos vendido a unos americanos que quieren reformarlo para meter a cuatro estudiantes. ¿Os imaginais la de ruido que pueden meter cuatro adolescentes en plena expansión de la vida estudiantil? Esas fiestas, esa música a todo volumen, ese trasiego de amigolos entrando y saliendo... si es que qué razón tienen cuando dicen que la venganza se sirve en plato frío. La única pena es que no voy a poder ser testigo de ello. Da igual, me lo imaginaré.
Lo segundo es que tenemos que ahuecar el ala. Y aún no hemos encontrado granja donde plantar patatas. Menos mal que mis suegros nos van a dejar un apartamento que tienen en el centro y nos podemos quedar ahí el tiempo que haga falta. Pero claro, hay que desalojar y con ello enfrentarse al campamento de Diógenes que hay montado arriba en el ático, donde me da miedo entrar. Se me ponen los pelos como escarpias tan sólo de pensarlo. Aunque mirando el lado positivo de cualquier mudanza, siempre habrá mucho que tirar :).
Oficialmente son 2 meses los que se tienen para tal menester pero nosotros nos tenemos que ir el 21 de noviembre en vez del 1 de diciembre, que era la fecha prevista. Bueno, qué son 10 días más, 10 días menos. La cuestión es que ayer vino el tuli diciéndome que no, que nos tenemos que ir el 12 de noviembre porque nuestro agente inmobiliario es un incompetente y ha pactado esa fecha con los americanos. Un sudor frío se ha apoderado de mí. Recién llegada de Palma me puse ayer a empaquetar nuestras pertenencias, no nos queda ná... Aunque antes de todo eso me pasó un episodio muy particular, que os contaré en la próxima entrada porque ahora me tengo que ir... a hacer cajas.

martes, 20 de octubre de 2009

Aeropuertos

De vuelta en Holanda tengo una queja que hacer. Odio los aeropuertos. En primer lugar aún no entiendo a día de hoy el por qué de tanta medida de seguridad, que si no puedes llevar líquidos, (sí, no vaya a ser que te de por fabricar una bomba a lo Mc Gyver), que si quítate las botas porque pitan en el control, que si ahora te cacheo porque aún pitas y es que se te ha olvidado quitarte también el reloj o el cinturón, que si muestra tres veces el dni o pasaporte: en el mostrador de facturación, antes de pasar por el control e inmediatamente antes de embarcar... y encima ni lo controlan como toca porque en la mayoría de los casos ni te miran a la cara...para eso hay que ser George Clooney o similar. Me pregunto por que en los barcos y trenes no pasa lo mismo... es ridículo. Después de llegar al aeropuerto con dos horas de antelación aún tienes que correr por toda la terminal para no perder el vuelo porque entre las colas que se generan y que la puerta de embarque de tu vuelo está donde Cristo dio las tres voces, pues tú me dirás... Pero no todo acaba aquí, no. Después hay que llegar al aeropuerto de destino donde tu avión, por casualidades de la vida, también te deja en la otra punta de la terminal de llegadas. Cuando llegas a la recogida de equipaje, te preguntas por qué tu maleta aún no ha llegado si tu has tardado toda una vida en llegar allí y las maletas van en camioneta. De pronto (lo de de pronto es un decir) informan por megafonía que la cinta transportadora se ha averiado y que hay que esperar a que se resuelva el problema técnico. Cuando se ha resuelto, esto es, media hora más tarde, comienzan a salir maletas. Esta es la parte que yo llamo "la ilusión de todos los días" porque siempre tienes la esperanza de que por una vez en tu vida tu maleta salga la primera. Pero es como la lotería, ya puedes esperar sentado. Es más, no se por qué, pero las probabilidades de que salga de las últimas son en general altas. Eso si no te la pierden o llega abierta, como le pasó a una amiga mía que tuvo que ir recogiendo bragas por toda la cinta...
Conclusión: Si vas a viajar asegúrate de hacer antes un poco de yoga. Ooommmm

miércoles, 14 de octubre de 2009

Miércoles

Después de la sorpresa familiar llega la rutina... pero sólo por un día, ja! porque mañana nos vamos a Palma el tuli y yo! Esa es la suerte de tener lo que aquí se llama "herfstvakantie" o vacaciones de otoño. Profes y estudiantes disfrutamos de una semanita de vacaciones (muy merecida, por cierto) El tuli no es profe pero es jefe, que es mejor aún... así que esta tarde, después de trabajar, me he acercado al centro para comprar algunas cosas indispensables para el viaje: pepernoten, speculaas, stroopwaffel y los dropjes que le gustan a mi padre (imprescindibles). Iba yo caminando por la calle cuando de repente me para una pareja para preguntarme algo. Me preguntan de golpe si me gustaría hacer un anuncio para la tele. Yo me quedo mirándolos con cara de "creo que no os he entendido, es que soy guiri" y me explican que estan buscando a gente para grabar un anuncio sobre las rebajas. Mi gran papel consistiría en agarrar una camiseta, camisa o sucedáneo y tirar de ella junto con otras personas, en fín, la clásica escena de "que me lo quitan de las manos". Vamos, que no es necesario poseer dotes artísticas para tal menester: me lo puedo pensar. Además me comentan que me pagarían 75 euros. Ese detalle es el que hace que una se quede a escucharlos... pero al final resulta que el anuncio se graba este domingo, va a ser que no, que me quedo con la playita y el solete mallorquín. Vaya por Dios, he perdido otra oportunidad para ser famosa... Digo otra porque hace cosa de un año me pararon en el mismo sitio para preguntarme si podían hacer unas fotos de mi pelo para una peluquería, si...me fui corriendo. Lo que ya es seguro es la fecha de emisión de mi estrellato a la fama. Balears pel món, Paises Bajos: 28 de octubre a las 21:15. No os riais demasiado...

sábado, 10 de octubre de 2009

Sorpresa!

Hace tres o cuatro meses el tuli ganó por una website un finde en un castillito cerca de la frontera de Alemania. Que guay, habrá que aprovecharlo, pensamos en aquel momento. Pero últimamente hemos estado tan liados que ni del suculento premio nos hemos acordado, hasta esta última semana...
Durante toda esta semana he ido notando un comportamiento algo extraño en el tuli. Llamadme intuitiva. Primero me dijo de repente que este finde nos íbamos al castillo. Después, pillé al tuli desapareciendo misteriosamente de casa con la excusa de que tenía que arreglar su bici, en plena noche y lloviendo... Al día siguiente me dijo que el viernes nos iríamos a cenar al Moeders (restaurante de comida jolandia, muy apreciado en la ciudad) para comenzar bien nuestro fin de semana romántico. Eso fue lo que despertó todas mis sospechas. Tan romántico, tan romántico no es el tuli... Eso y que había reservado a las 21:15 de la noche (si a esas horas ya estamos en la cama...) Así que empecé a pensar en la que me tenía preparada y llegué a la conclusión de que mi amiga Aina, que tenía pensado venirse ese finde, se había compinchado con él... JA! que lista que soy... Así que ayer, yo ya concienzada, me presenté en el Moeders a las 21:15 (yo venía de casa de unos compañeros de trabajo y había quedado allí directamente con el tuli) y SORPRESA! No me encontré a Aina (que me hubiera hecho mucha ilusión también, queda pendiente!) pero sí a mi hermana, a Romeo y a Alex. Casi me pongo a llorar ahí mismo y hago una escena en el Moeders... También se habían venido Juana Ana y Xisco con su baby. Qué sorpresa, de verdad. Así que tengo un fin de semana perfecto!!! Sobretodo porque voy a estar 24 horas pegada a mi sobrino :)))

jueves, 8 de octubre de 2009

La ley de Murphy y la muerte de un poncho

Llevo unos días observando la ley de Murphy. En cuanto salgo de casa empieza a llover y cuando llego a mi destino, la lluvia para como por arte de magia. Por eso ayer, la ley de Murphy pudo conmigo y asistí a la muerte de un poncho. Supongo que os acordáis de mi poncho para la lluvia, ese tan estético a la par que práctico. Si os falla la memoria, clicad aquí. Cuando salí de casa para dirigirme a mi nuevo curso de conversación, comenzó a llover fuerte. Yo acababa de subirme en la bici y en ese momento recordé que la última vez que ví al poncho estaba en una de las alforjas de mi bici, que más que alforja parece el bolso de Mary Poppins. Aliviada me apresuré a por él, pero cuando me lo fui a poner me percaté de que, aparte de que necesitaba un buen planchado, había dos o tres agujeros antes inexistentes (no sabía que las polillas también vivían en las alforjas) De todas formas me lo puse, mejor eso que llegar hecha una sopa, pensé. Craso error. Con el viento que había se levantó el faldón y durante unos segundos conduje a ciegas, con lo que todo el agua que el faldón había recogido me cayó encima cual cubo de agua. Estaba tan cabreada que me bajé de la bici en medio de la calle, hice un burruño con el poncho y lo tiré en la primera papelera que encontré. 3 minutos antes de llegar al curso, dejó de llover y yo y mi reguero de agua entramos en clase. Ahora que mi poncho (ese que me he puesto dos veces) ha muerto... mi próximo objetivo es hacerme con unos pantalones-chubasquero. Hoy mismo me voy al Hema a comprarlos.

martes, 6 de octubre de 2009

Tulifamily

Pasar un día con los tulis tiene su gracia, pasar dos en el mismo fin de semana es agotador... Pues sí, lo habéis adivinado. Hemos tenido el Flanderfinde! El viernes por la noche fuimos a celebrar el cumpleanos de mi suegra. Nos reunimos todos en 't Nonnetje, un restaurante en Harderwijk. La verdad es que la cena fue deliciosa. Mis suegros habían acordado un menú de 10 platos. Y así nos pasamos 5 horas... comiendo! A destacar: la sopa de chucrut y el salmón (y eso que a mi no me gusta) Hacia la mitad de los platos ocurrió algo que me sorprendió. De repente empezaron a cambiarse todos de sitio, y claro yo también tuve que hacerlo (debe ser una tulicostumbre) La razón es la siguiente: así podemos hablar todos con todos. En un primer momento me pareció raro raro raro (como diría papuchi) pero bien pensado tiene su aquel. Eso sí, después 5 horas y media me dolía el culo de estar sentada y ya no sabía que más contar. Menos mal que había vino.
El sábado nos lo pasamos prácticamente durmiendo (oseasé, recuperándonos) y el domingo fuimos al cumple de la abuela de Job. Me gustó mucho el sitio donde lo celebramos, una antigua cochera reconvertida en granjita en medio del bosque, de lo más bucólico. La comida también estupenda y el vino más. Sobre las 21:oo regresamos a casa, yo con mis deberes de holandés hechos y cuatro o cinco kilos de más...

sábado, 3 de octubre de 2009

Inglish pitinglish

El otro día estaba viendo yo unos de esos programas que uno ve cuando su vida social está bajo mínimos (es por no llamarla patética, eso me pasa por no tener agenda). Popstars junior o algo así... sí, muy triste, lo sé. La cuestión es que empezaron a desfilar "teenagers" con el micro en mano, haciendo las pruebas para pasar a una siguiente ronda. De los cuatro o cinco chavales que vi, sólo uno cantó en su lengua materna, es decir: en jujajet o jolandio. Los demás lo hicieron en un perfecto inglés. Estamos hablando de edades comprendidas entre los doce y diecisiete años aproximadamente. En ese momento me dió por pensar en nuestros "teenagers españoles" y su dominio del inglés. Imaginaos una situación similar: yo ya lo veo, con sus voces angelicales entonando la melodía y a continuación inventándose la mitad de las palabras (¿por qué todas terminaran en "eishon"?) y acabar con el glorioso: "aguachiguachiguaaa guaaaa aaaneishon!". Algo no funciona en España (llamadme intuitiva) en cuanto a la enseñanza de lenguas (y no es que los profesores de inglés sen malos, Romeo que te veo venir). Es algo más cultural, creo yo. Cuando les cuento a mis alumnos que en España lo traducimos todo, no dan crédito. Se parten de la risa si les digo que a U2 lo llamamos U dos (y no U two), que J.R. (el de Dinastía y no Dynasty) es "jota erre", que Anibal y compañía son los miembros del Equipo A y no del A-Team... aunque en América latina tampoco se quedan cortos y los llaman Los Magníficos. Os recomiendo este enlace de la wikipedia, vais a descubrir qué significan las siglas M.A y su consiguiente traducción al castellano (para partirse). El problema es que si lo pronunciaramos bien se nos consideraría unos pedantes de aupa. La última vez que estuve en Palma, la peluquera que me dejó el pelo "dudley" me pidió el email para mandarme no se qué información de tratamientos (no se por qué se la dí, no pienso volver). Cuando vi que apuntaba "llimeil", le dije: "Perdón, gemail"

viernes, 2 de octubre de 2009

Bebe Evian

Muy bueno, Mamen! Besote

martes, 29 de septiembre de 2009

Leiden

El domingo pasado fue el último día de sol, eso dijeron por la tele. Psicosis colectiva y éxodo masivo hacia el exterior para disfrutar de los últimos rayos de sol, antes de entrar en el oscuro mundo del invierno y convertirnos nuevamente en translúcidos gólumes. De verdad, cada vez que escucho aquí eso de :"Hoy es el último día de sol" y veo a las manadas jolandias abarrotarse en el parque y las terrazas, me da por pensar en el fin del mundo... Y nada, que para no ser menos, decidimos unirnos a la histeria colectiva y nos fuimos a Leiden. La idea era hacer una ruta por las diferentes granjas de la zona, granjas que se suponía iban a estar abiertas para ofrecer sus productos y poder catarlos, claro. Pero justo en domingo estaban cerradas... una lástima (más que nada por lo de catar) pero de todas formas nos los pasamos de lo lindo. La verdad es que hizo un día fantástico, hicimos una vuelta de unos 35-40 kilómetros por la campiña tulipana. Yo me iba parando para hacer fotos de vez en cuando aunque según el tuli deberíamos definir lo de "de vez en cuando". Claro, es que ya os he contado que la bici es una alargación del tuli... eso de bajarse y volverse a subir no va con él. Y luego está lo de la velocidad, que si soy muy lenta, que si "vamos amor!", que si le duele el cuello por girarse para ver dónde estoy (digo yo que no es necesario ganar el Tour de France) En fin, como diría mi amigo Arthur: "Esto es el matrimonio" :) Bueno, a lo que iba, que cada vez me gusta más el campo, sobretodo cuando una ve esas granjas que quitan el hipo... sí, soñar es gratis. Acabamos la ruta en la histórica ciudad de Leiden que, por cierto, me encantó. Es como Ámsterdam pero en pequeño y con mucha, mucha vida. Habrá que buscar casa por aquí también. He colgado más fotos en Flickr. Y aquí os dejo un video de una misión imposible que nos encontramos por el camino.

video

miércoles, 23 de septiembre de 2009

La alargación del ser jolandio

La agenda aquí en Holanda viene a ser como el anillo a Golum, es decir, imprescindible. Sin agenda no eres nadie. Comencé a fijarme en este pequeño detalle nada más llegar a la planície y hoy, un año y medio después lo puedo confirmar: La agenda es una alargación del ser jolandio. Todo lo apuntan ahí, y cuando digo todo, es TODO: teléfonos, cumpleaños, citas con el médico, la familia, amigos, el borrel de la oficina, la lista de la compra, las vacaciones, los deberes de la escuela...(digo yo que la agenda será de tapas duras para aguantar la cantidad de papel...) Es más, hay quien me ha confesado que tiene tres agendas diferentes: una para las cosas de trabajo, otra para las familiares y otra para los eventos sociales, madre mía, que estrés... Si además quieres quedar con alguien, tendrás que pasar primero por el beneplácito de la agenda. Eso de "¿hacemos un cine mañana?" aquí no se estila. Pueden pasar hasta tres semanas para tener un hueco libre en tu agenda, en pocas palabras: olvídate de hacer planes a corto plazo... yo todavía no lo entiendo muy bien. De verdad, no sé como hasta a día de hoy he podido sobrevivir sin agenda (y sigo sin ella)

domingo, 20 de septiembre de 2009

viernes, 18 de septiembre de 2009

Resaca

Ayer me fui de cena con mis alumnos (con los de la academia, tranquilos, que son todos mayores de edad :) y bueno, pues lo típico, que si un vinito por aquí, que si un mojito por allá... y claro, pasa lo que pasa, que una se lo pasa pipa pero al día siguiente ni el Iscomar puede con ella. A ver, y tampoco es que bebiera mucho, pero claro, acostumbrada a mis horarios honoratos y a mi escasa agenda social nocturna, pues nada, eso, que se nota la falta de práctica. Eso, o que estoy mayor... Para más inri, cuando nos retiramos cada mochuelo a su olivo (a eso de la 1:30, sí sí, reiros pero es que aquí se sale pronto y se vuelve pronto también, no es que seamos un grupo de jubilados...) me dirigí a mi bici, y oh! nada más subirme, se rompe la cadena... @:"!!#~X!... Me tuve que ir caminando y con la bici a rastras hasta casa. Tardé una media hora larga y por el camino me iba encontrando a la creme de la creme de la ciudad...vaya paseíto. Esta mañana he llevado la bici al fietsenmaker que ya me recibe con los brazos abiertos, claro no me extraña, debo ser su mejor cliente... En fín, que me voy a por la botella de mi vida, es decir, la de agua :)

lunes, 14 de septiembre de 2009

domingo, 13 de septiembre de 2009

Texel

Ayer nos dio por ahí y nos fuimos a Texel, (Teksel en frisón, pronunciado 'Tessel' en holandés) la isla frisia más grande, al norte de Holanda. Es una pequeña isla de unos 20 km de largo y 8 km de ancho, ideal para recorrérsela en bici. Pues allá que nos plantamos los tulis. Nos despertamos temprano, en nuestra linea "honorata", metimos las bicis en el tren dirección a Den Helder y una vez allí cogimos el barco rumbo a la isla. Tardamos en total unas 2 horas en llegar desde Amsterdam. Nada más pisar tierra, a mi me entró un hambre canina y decidimos ir al pueblo de Den Hoorn a comer, pese a las quejas del tuli, que quería iniciar la ruta inmediatamente. De verdad, cómo son estos holandeses, nacieron con la bici pegada al culo... Pero yo, sin reservas calóricas me niego a pedalear kms y kms... Al final me salí con la mía y comimos, a las 12:30, lo normal por estas tierras: sopa de calabaza y un bocadillo "sano": espinacas con pimiento rojo, tomates y pipas de girasol aderezado con pesto. Estaba riquísimo.Yo me hubiera quedado un rato más porque los postres prometían pero el tuli ya se estaba impacientando. Así que nos subimos a las bicis e iniciamos la ruta hacia las dunas. Espectacular. Además es que casi no había un alma, para nuestro regocijo. Dunas interminables, bosques de pinos y playas larguísimas. En la gloria. Nos paramos, bueno, me paré yo porque al tuli no hay quien le baje de la bici, a recoger moras silvestres (uy, esto ha quedado muy flander) y finalmente acabamos la excursión en Den Burg, el pueblo más grande de la isla. Allí estaban concentrados todos los guiris, así que nos dimos una vuelta rápida y volvimos al ferry, donde a una niña casi se la comen las gaviotas. Y para muestra, un vídeo:

video

viernes, 11 de septiembre de 2009

El veranillo de San Martín

¿...o es el de San Miguel? No sé, el caso es que ha llegado también a la planicie. Increíble pero cierto. Justo cuando yo ya había guardado todas las camisetas de tirantes y vestidos (que me habré puesto aquí en Holanda tres veces contadas, dicho sea de paso) Da igual, alegría pa'l cuerpo y recarga de vitamina D, que aquí nos hace falta. Aprovechando el buen tiempo y dado que el tuli y yo queremos mudarnos cuanto antes y lo más lejos posible de los Tokkies, decidimos ir hace un par de días a ver unas casas en Assendelft. Assendelft es un pueblo que está al noroeste de Amsterdam, en realidad el pueblo en sí mismo es una calle larguísima (de unos 7 km) y con un paisaje de polderes muy chulo: se observa a la perfección que el suelo está más alto y más seco que en el resto de la zona. Pero para de contar. Ni un bar abierto y cuatro gatos por LA calle... Decidimos ir hasta Assendelft en bici porque, según el tuli, estaba cerca y así podríamos ver lo que tardábamos desde Amsterdam al pueblo, en caso de que decidieramos mudarnos a esa zona. Lo de cerca es relativo y más si viene del tuli. 18 kilómetros de ida y 18 de vuelta que nos metimos entre pecho y espalda, eso sin contar el desvío que hicimos de unos 4 km porque el tuli "se despistó"(ahora se le llama así a perderse...) Si tienes el viento a tu favor, es un paseo pero como tengas el viento de cara, ya puede hacer buen tiempo, que te acuerdas de la estirpe de San Miguel, San Martin o San Tulipan... Adivinad. Pue sí, viento de cara, que listos sois... Yo ya me estaba imaginando haciendo el equivalente camino de Santiago en bici en invierno con su lluvia, su frío, su nieve... Eso y que el pueblo no es la alegría de la huerta, que digamos, fueron determinantes para descartarlo como posible futura residencia... La semana que viene toca Alkmaar. Tengo buenas vibraciones!

lunes, 7 de septiembre de 2009

Los Tokkies

Los Tokkies podrían ser un grupo musical, los habitantes de un planeta hortera imaginario, no sé, tipo los Lunnis, o tal vez el nombre de una banda latina... pero no, los Tokkies es el nombre por el que se conoce a la familia amsterdamesa Ruijm gaart-Tokkie, famosa aquí en la planicie desde 2003 como típico caso de EPH: Extreem Problematische Huurders, esto es vecinos (de alquiler) extremadamente problemáticos. Nadie quiere vivir al lado de ellos, es decir, vendrían a ser el extremo opuesto a la angelical tribu de los Brady, o para ser más exactos, los primos hermanos de nuestros vecinos de arriba. Gracias a esta familia, "tokkie" es hoy un sinónimo de persona asocial, aceptado por el diccionario holandés. Por lo cual puedo decir abiertamente y sin temor a equivocarme lingüísticamente, que mis vecinos de arriba son unos tokkies. Ahora le han comprado un tambor al niño, lo que nos faltaba. Por si no eran suficiente los saltos, gritos, el tembleque del suelo cada vez que hacen carreras y los lloros y llantos a demanda, ahora nos tenemos que tragar al tamborilero en estado puro... No os voy a decir lo que me gustaría hacer con el tambor porque sería políticamente incorrecto. Pero es que aún hay más. Hace unas semanas que tenemos nuevos vecinos abajo y les da por fumar porros noche sí, noche también. A mí me da igual lo que se fumen, el problema es que el olor se mete por todas las rendijas y nuestra casa apesta a maría... El tuli esta que trina. Estamos rodeados...de tokkies.

domingo, 6 de septiembre de 2009

Goodbye

Los Talancas se nos van. Después de 3 años de aventuras y desventuras en la planície ha llegado para ellos el momento de volver a casa. Pues vaya p#@!!~#'P! Con lo fácil que es hacer amigos en Holanda... se nos van 3 de los buenos (es que nosotros damos por hecho que Alba nos ha aceptado, ya no como amigos, sino como titos tulipanos). Me parece ya muy lejano el día que conocí a Martita en el Bazaar, con su cara risueña, su risa contagiosa y su bici maltrecha. Poco después llegó David, con su sonrisa perenne y sus abrazos de oso (que me encantan!). Y después la pequeña Alba, que me la como, que me la como... No podría tener mejores padres. Chicos, gracias por esos buenos ratos en el parque, en el molino, en las excursiones a lo "Goonies", en vuestra casa, en la nuestra, en las dunas y bosque de Harderwijk, en Bélgica, en el castillo de Essenburgh (jooorl), etc, etc... El tuli y yo os vamos a echar de menos y mucho!

Otoño

Parece que el otoño ha llegado antes de tiempo. Las hojas cambian de color y comienzan a caer, hace un viento que casi te hace caer de la bici y empieza a hacer frío, bueno, más que frío diremos fresco, que si no el tuli se parte de la risa. El otro día, sin ir mas lejos, bajó la temperatura a 16 grados y el comentario del tuli fue: "Por fin, un día normal"(con eso os lo digo todo) Y es que al tuli el calor... no le mola nada. Aunque habría que definir lo que es calor para él: más de 23 grados en Holanda y más de 28 grados en España...sí, sí, es un nórdico en estado puro. En fín, a lo que vamos, que a pesar de que el otoño, literariamente hablando, es símbolo de vejez, a mí es la estación que más me gusta (será que me hago mayor). Sobretodo me encanta en países como Holanda, donde el cambio de las estaciones se nota visiblemente, y mucho. Se acerca la época de las setas (aunque mi planta las porta desde hace tiempo), los oliebollen (especie de buñuelos más típicos de la navidad, pero ya se empiezan a ver) y como no (lo estoy deseando...) de las pepernoten de chocolate.Que se prepare el Albert Hein y demás comercios. Este otoño, arraso.

jueves, 3 de septiembre de 2009

Chollo laboral

Los jueves a las 12:35 termina mi jornada laboral semanal. ¿Por qué? Porque yo lo valgo. En este aspecto me encanta Holanda. Aquí en la planície, en casi todos los trabajos, uno puede decidir los días y la cantidad de horas que quiere trabajar. ¿Que quieres currar 3 días por semana? "dit i fet" Adjudicado. Obviamente se cobra en función de lo que se trabaja (si no, ya sería el colmo del chollo) pero la libertad que esto te da... no tiene precio. Este año he pedido trabajar 3 días en la escuela de Turismo y un par más en la academia, pero me lo he montado de tal manera para acabar los jueves a las 12:30. A partir de ahí hasta el lunes, soy libre! Estos holandeses se lo saben montar bien (y está claro, hay que aprender de ellos). Las mamás tienen tiempo para los hijos, los papás también. Mucha gente se guarda un día (a menudo los miércoles) para asuntos propios y por que no, disfrutar de un "mini-break" semanal. A mí, que queréis que os diga, me parece genial, sobretodo para poder escaparme de vez en cuando a la isla. Además, eso me deja también tiempo libre para otras actividades. Sólo tengo que pensar en a qué apuntarme. Después de mi fracaso como "artista" y ya que el baile está totalmente descartado (dadas mis aptitudes...), he pensado en hacer un curso de escalada! (miedo me doy). Voy a informarme este fin de semana, a ver que encuentro.

lunes, 31 de agosto de 2009

Médicos

El sistema sanitario holandés: ese gran desconocido. Hoy voy a analizar la diferencia entre ir a la consulta holandesa o española..., más que nada hablaremos del proceso y medidas a adoptar frente a una infección de orina, por ejemplo, la que agarró una susodicha unos días antes de regresar de Croacia. Quizás debería hacer un inciso aquí para hablar de la sanidad croata, aunque mejor, correré un tupido velo y no hablaré de las hierbas raras que me dio un farmaceutico allí... En fín, que nada más llegar a la planicie llamo para pedir cita con el médico. Me atiende una señorita muy amable. Hasta aquí todo idéntico en ambas tierras (bueno, lo de amable puede variar dependiendo del estado del telefonista, esto es , si ya se ha tomado el café o no). Comienzan las diferencias:

España: En España te dan cita para cuando "se pueda". Eso puede llevarte un par de días. La telefonista te pide los datos y te da una cita. Cuando acudes al médico, éste te pregunta que te pasa, tu le cuentas que crees que tienes una infección de orina y entonces te manda hacerte unos analisis que normalmente tardan una semana. Al cabo de una semana vuelves (con la infección en estado galopante) y entonces te da una receta. Vas a la farmacia, compras los antibióticos y si la infección no remite repites el procedimiento "again and again" (esto a groso modo). Ha pasado una semana y media.

Holanda: La telefonista te pide los datos y a continuación ejerce el papel de médico y te pregunta qué te pasa. Tú se lo cuentas pensando que trata de ser amable. Error. A continuación te dice que para eso no te va a dar cita con el médico. Te pide que le lleves una muestra de orina antes de las 11:00 (es decir, que ni siquiera importa que sea la de la primera hora). Como tu no tienes un botecito estéril de esos, le preguntas amablemente dónde puedes conseguir uno y ella te responde que hagas pipí en cualquier bote que tengas por casa, vamos, como si es el de pepinillos. Momento de confusión. Finalmente se accede a ello (no queda otra) y se le lleva el bote con la orina a la telefonista (con la esperanza de que tenga un título, como mínimo de enfermera). Al cabo de un par de horas recibes su llamada confirmando la infección. A continuación vas a la farmacia a recoger los antibióticos que estan a tu nombre. Comienzas el tratamiento el mismo día. Si la infección no remite, no debes volver a llamar, limítate a beber mucha agua y comer arándanos (literal). Han pasado 4 horas. Eso sí, ni rastro del médico y a saber dónde estará el bote de pepinillos...

Conclusión: quizás hubiera sido mejor tomarme las hierbas croatas...

domingo, 30 de agosto de 2009

Naúfraga

A una niña de 13 años se le ha ocurrido la idea de embarcarse en un velero para dar la vuelta al mundo en solitario... holandesa tenía que ser (que pena que no se les haya ocurrido la misma idea a mis vecinos...) Y todo para salir en el Libro Guiness de los Records. A todo esto sus padres, encantados, secundan la odisea, que duraría aproximadamente 2 años. La niña dice que se las puede arreglar perfectamente sola y pretende seguir el curso por su cuenta y enviar los deberes por e-mail desde su velero. Imaginaos que esto lo hace cualquier chaval español...
Los que no están tan felices son los servicios sociales holandeses, así que han demandado a los padres y piden que se les retire la custodia de la chica. De momento la justicia se lo impide.
Pero conociendo a los holandeses va a ser que cuando se les mete algo entre ceja y ceja no paran hasta conseguirlo. Ahora dicen que se instalarán en Nueva Zelanda para eludir el control del Estado holandés. Yo flipo.

viernes, 28 de agosto de 2009

Repintando

El makelaar (agente inmobiliario) nos ha dicho que si queremos vender el piso vamos a tener que adecentar el portal. Y la verdad es que tiene razón, nuestro portal viene a ser la antesala de la morada de Drácula, tétrico a mas no poder: paredes desconchadas con agujeros a mansalva, telarañas a tutiplé y manchas de goteras por doquier, un primor, vamos. Que entiendo perfectamente que a un posible comprador se le pongan los pelos como escarpias cuando pasa por el umbral. Lo normal en estos casos sería que la comunidad se hiciera cargo de la derrama y se contratara a profesionales en el sector para tal menester. Pero dada la estrecha relación que mantenemos con nuestros fabulosos vecinos (ahora ya ni nos dirigen el saludo) y calculando que tardaríamos una eternidad en ponernos de acuerdo con ellos en algo... decidimos el tuli y yo hacernos cargo personalmente. Si hemos pasado unas obras con los polacos, podemos con todo. Lo peor: ir a Praxis. Por supuesto tardé un tiempo en reunir el material necesario pero una vez me hice con él, acordamos el tuli y yo que sólamente íbamos a adecentar y disimular los huecos, desconchados y demás. Esto es, rellenar huecos y pintar. Antes de irme a Palma yo me encargué de la mitad del trabajo. La otra mitad se la dejé al tuli que me juró y perjuró que estaría listo a mi vuelta. Y yo le creí. Craso error. Llegué y todo seguía a medias. Y encima va el tuli y me dice que si voy a seguir pintando, primero hay que (lo de hay que significa que lo tengo que hacer yo, claro) lijar la masilla seca de las paredes (esa que queda cuando rellenas los agujeros...yo y mis términos "paletas")... manda h.... En fín, que hace un par de días me puse con ello.Tardé un día entero, he pintado paredes y techos y ahora ya luce como la impoluta cámara hiperbárica de Michael Jackson (D.E.P). Eso sí, me tuve que topar unas cuantas veces con los vecinos, que ni se dignaron a dar los buenos días y mucho menos a agradecer que dejáramos (perdón, dejara) la entrada como los chorros del oro...

miércoles, 26 de agosto de 2009

La vuelta al cole

Se acabó lo que se daba. Después de unas señoras vacaciones hay que volver a la cruda realidad..., por mucho que nos cueste (sobretodo a los profesores, Romeo estará de acuerdo) Se suponía que una se iba aCroacia 15 días pero después se juntó Mallorca y entre idas y vueltas he tenido al blog al borde de la inanición. Si hasta mi madre estaba preocupada...: "hija, no escribes nada, ¿estás deprimida?" Pues que no cunda el pánico, que he vuelto y tengo mucho para largar. En primer lugar comenzaré diciendo que escribo casi con el plumas puesto, y es que se nota el cambio de temperatura aquí en la planicie. Algunos pensaréis que estoy en la gloria bendita...pues no se, no se... a mi esto de la playita y de ir en tirantes día y noche ya me había empezado a gustar. Llegué ayer y el tuli vino a recogerme al aeropuerto. Cuando me vió casi se cae de espaldas y es que me he cortado el pelo como un chico. La verdad es que cuando salí de la peluquería casi me da un jamacuco, me lo habían dejado estilo Dudley Moore. Me fui corriendo a casa de mi hermana, que vive a 2 minutos y lloriqueando, me metí debajo de la ducha. Es que no entiendo esa manía de las peluqueras de peinarte como un buñuelo. Al final no me ha quedado tan mal, lo que hacen unas horquillitas y un poco de gel fijador (prometo colgar foto pero aún no me he hecho ninguna). Lo gracioso es que con mi nuevo look he aprendido otro dicho holandés. Mi suegra me ha llamado hoy y yo le estaba contando que estaba pintando la pared de las escaleras (este es otro post, para mañana). Entonces de repente me dice: "Trouwens, ik heb gehoord dat je van de trap bent gevallen" que en criatiano coloquial viene a ser "Por cierto, he oido que te has caido de las escaleras" (traducción literal, claro). Y yo: "Noo, si yo no me he caido de ningún sitio"... y entonces oigo una risilla y me dice que es un dicho que se usa cuando alguien se corta el pelo...Ya, yo tampoco le pillo la gracia.
En fín, que mañana comienza el curso escolar...es que aquí les da por empezar antes, cagüen! Aunque en realidad sólo tengo una reunión... es igual, la cuestión es quejarse. Me tengo que ir a Utrecht porque la reunión se hace allí, digo yo que aprovecharé para irme de compras...
Pues eso, que he vuelto y ya no me voy ( al menos, de momento..) Ah, os he dejado colgadas las fotos de Croacia, qué país, por Dios!

martes, 30 de junio de 2009

Colonia de setas y vacaciones

Después de mis mini vacaciones en Mallorca, me dispongo de nuevo a hacer la maleta, destino: Croacia. Y yo de fitipaldi (que no nos pase na...) Esta tarde tengo las últimas clases y después, vacaciones hasta agosto. Sí, Romeo, lo sé... qué dura es la vida del profesor!
Por cierto, aquí enla planicie estamos a 26 grados pero con una humedad que ríete tú de Mallorca, ayer hizo un bochorno asfixiante. Pero no, no nos vayamos a quejar, a ver si va a venir San Pluvio y nos va a amargar el verano tulipanés.
Y hablando de todo un poco...el domingo cuando regresé de Palma,me encontré a mi pobre planta con una colonia de setillas verdes, creciendo ellas alegremente, regodeándose en el sustrato "hiper-húmedo" que el tuli les había proporcionado durante mi ausencia. Y es que a él le parece de lo más normal pero yo ya no quiero más setas feas. Además, nos estamos cargando la planta con tanto regarla. Menos mal que durante nuestra ausencia nuestra casa estará bastante concurrida, ya que mis suegros estan pensando en instalarse aquí para un chequeo vecinal...ya os contaré...así que espero que para cuando volvamos, no me encuentre con un bosque setáceo en pleno proceso de expansión.
Pues lo dicho, que cierro el chiringuito hasta mitad de julio. Espero que tengáis todos unas felices vacaciones!!!

lunes, 22 de junio de 2009

Los peligros químicos

Hoy he ido a Praxis... y adivinad que...no he encontrado lo que quería! Se había agotado, qué raro... Es en ese momento, en el que miro el estante vacío cuando una reflexión filosófica se apodera de mi y me pregunto por qué sigo yendo a Praxis, en fin, será que soy optimista...o masoca.
Os estaréis preguntando que tendrá que ver Praxis con la decoloración capilar con la que ilustro esta entrada. Pues todo está interrelacionado, de nuevo la realidad supera a la ficción. Hace un par de meses decidí darme unos reflejos (es que queda mejor decir reflejos que teñirse las canas). Me fui al Etos, cadena holandesa en la que puedes encontrar todo tipo de productos relacionados con el cuidado facial, corporal, capilar...todo menos cera depilatoria, claro. Me pongo a mirar los tintes y elijo uno, el menos corrosivo, de esos sin amoniaco. Me voy a casa y procedo a echarme el potingue. Para tal menester tengo que ponerme unos guantes de plástico y una toalla alrededor del cuello. A mitad de la "operación reflejo", se me cae la toalla, los brazos están salpicados de manchas negras y oh, oh... acabo de salpicar la puerta del baño con el producto. Me dispongo a limpiar la puerta y para mi sorpresa veo que las manchas se han adherido cual tatuaje permanente. No salen ni con lejía. Y menos mal que me había decantado por el tinte más suave, si llego a elegir el más fuerte a lo mejor ahora tenemos un agujero en la puerta... Cuando el tuli descubrió las manchitas, me dijo que lo tenía que arreglar y que tenía que pintar la puerta otra vez... ahora entendéis el por qué de Praxis. Por supuesto se ha agotado el color de la pintura de nuestra puerta, debe ser que todos los holandeses pintan las puertas del mismo color, si no, no me lo explico...
Conclusión: teñirse es (aparte de peligroso) un coñazo pero ir a Praxis es más coñazo aún...

jueves, 18 de junio de 2009

Mi gozo en un...


...ahí, ahí es donde se ha quedado. Acabo de recibir un email del equipo de producción de Balears pel món donde me dicen que el programa de Holanda pasará a formar parte de la segunda temporada, que está prevista que se emita en septiembre. Así que habrá que esperar... aunque vete tú a saber, a lo mejor vuelven a cambiar la fecha. Os mantendré informados...

Anuncio

Se hace sabeeeeeeer que el próximo 29 de junio los tulis tienen previsto su lanzamiento al estrellato. Por fin y en primicia... se emitirá el programa sobre Holanda de "Balears pel mon"!
Ya os imagino ahí a todos en el saloncito de casa con las palomitas y a lo un, dos, tres, mientras nosotros nos perdemos semejante momentazo... Nos han dicho que nos mandaran una copia del programa en cuanto éste se haya emitido, así que lo veremos a posteriori. Ya me contareis que tal se nos da la tele...
Por cierto, y cambiando de tema, estamos buscando casa. El fin de semana pasado vimos una granja preciosa!!! Tan preciosa como cara. Habría que hacer una reforma total... Estamos rumiando la idea (como las vacas) porque además, esto de soñar es gratis. De todas maneras acabamos de empezar a buscar así que aún nos quedan casas y granjas por ver...

miércoles, 17 de junio de 2009

Croacia

El tuli y yo (más bien yo) estamos buscando casa en Croacia. No, no nos mudamos a Europa del este. Nos vamos de vacaciones!!! Yuhuuuuu. En principio estábamos pensando en un destino más fresco en algún país del norte pero finalmente hemos optado por rellenar nuestros depósitos de vitamina D, solecito, playita, ir en tirantes (sólo escribir esta parte me emociona...) No se cuando fue la última vez que me puse tirantes sin preocuparme de llevar el chubasquero al lado. De momento hemos comprado los billetes de avión, lo demás ya vendra...(ya me veo montando un chiringo en la playa...) Estoy un poco preocupada por el tuli porque como es un poco nórdico, lo del calor no lo tolera muy bien, ayer me miraba con cara de consternación mientras veía la previsión del tiempo en Croacia. Y yo: "Que no, que no...que van a ser 34 grados!, eso tiene que bajar a 27, tu no te preocupes, que no va a hacer tanto calor ", vamos que no me lo creo ni yo (ni el, por la cara que puso) Pero da igual, nos llevaremos el abanico y lo que haga falta. Ahora me voy a buscar información sobre el país. Aquí en Amsterdam hay una oficina dedicada sólo a Croacia, aunque si alguien ha estado se agradecen siempre algunos tips...
Por cierto, la seta ha muerto y yo no la he matado.

viernes, 12 de junio de 2009

La seta

Aaaargghhhh! A mi planta preferida le ha salido una seta! Estaba a punto de desayunar cuando de repente me fijo en algo blanquecino-verdoso brillante que emerge del sustrato de nuestra planta. Me acerco sigilosamente (no vaya a ser un bicho y me salte encima) y observo detenidamente al inquilino al que acoge mi planta. Es una seta. Verde y fea. Si fuera como la de la foto yo estaría emocionada, pero no. Se trata probablemente de una "Amanita verna o virosa", familia de las amanitas Phalloides (anda que tiene tela el nombre). No es que yo sea una experta en setas, es que me he ido al google. Y ahí está (o yo al menos la identifico como tal) en la categoría de setas altamente tóxicas y mortales... Pobre planta, albergando a una seta asesina... Sigo googleando y llego directa al foro de infojardín. A una tal Eva 74 le ha pasado lo mismo y el experto dice que el sustrato tiene exceso de humedad y aconseja no quitar la seta y tener cuidado con el riego. Digo experto porque era el único del foro que decía algo coherente y no se choteaba de la pobre chica. En fin que al final será una seta común pero por si acaso ahí la dejo. Observaré su desarrollo... Agradeceré la aportación, consejos, etc... de cualquier experto/a en setas (y que no sean mágicas)

lunes, 8 de junio de 2009

Reunión de gallinas

Este sábado fuimos a Zwolle a visitar a mi cuñada Ruth. Nos levantamos temprano y nos fuimos en bici hasta Centraal para coger el tren. El servicio ferroviario en Holanda es por lo general bastante aceptable. Me gusta la tranquilidad de los compartimentos, suele estar limpio (excepto el baño que es realmente asqueroso) y uno se puede relajar contemplando las verdes praderas tulipaneras. Cuando tengo que hacer un viaje largo, me encanta pararme en el quiosco de la estación, comprar el periódico, mi koffie verkeerd (café con leche, que no falte) y sentarme plácidamente dispuesta a disfrutar de la lectura con el traqueteo del tren. Como digo, siempre me ha encantado el tren en este país, siempre... hasta este sábado. Todo prometía ser una mañana tranquila y armoniosa. Como de costumbre me pillé el café y el tuli su karnemelk y nos fuimos directamente al tren. Nos sentamos en un compartimento semivacío y nos pusimos a leer. Qué paz, qué silencio... El tren inició su camino y aproximadamente a mitad de nuestro recorrido... se nos acabó la paz. De repente irrumpieron en el compartimento 30 mujeres a cual más escandalosa, armando un barullo monumental. Hablaban unas con otras con un tono tres veces por encima de lo normal y las voces se superponían unas sobre otras con lo cual el dolor de cabeza que empecé a sentir era inevitable... Tenía ganas de levantarme y hacer la onomatopeya del cacareo, a ver que cara ponían pero me contuve. Era imposible escapar de allí porque pronto nos percatamos de que un ejército de gallinas se había apoderado del tren al completo. Así nos tiramos media hora hasta que llegamos a nuestra parada y nosotros y las gallinas salimos en tropel. Allí vimos unas cámaras de tv filmando la llegada gallinácea, así que debía ser algo para un programa. Lo que sea, pero me quedé muy seria, miré al tuli y le dije: "Que sea la última vez que me dices que los españoles somos ruidosos". Y va él y me suelta: "Es que son mujeres, ¿qué quieres?" Pa matarle...

viernes, 5 de junio de 2009

Cuestión de clima

Que el clima en Holanda es caprichoso no es ninguna novedad. Yo siempre digo que el clima aquí es bipolar: en esta época por ejemplo, tan pronto te asas de calor como te mueres de frío. El clima holandés juega con nuestros sentimientos (de ahí que nuestros estados de ánimo vayan a veces de mal en peor...). Siempre vas en plan cebolla, quitándote y poniéndote capas, así no hay forma de ponerse mona...pero aún así sigo pensando que tiene su encanto. Si tengo que definir el clima de la última semana puedo comenzar hablando de una pedazo tormenta con unos truenos y relámpagos como no había visto en mi vida. Y todo porque el día anterior había hecho un bochorno monumental. El cielo se oscureció, salí de trabajar y me puse a pedalear como una loca con la esperanza de llegar a tiempo a casa, pero no...con mi habitual suerte llegué a casa recién duchada (y el poncho antiestético colgado en el armario). El tuli me recibió en la puerta con una toalla. Hasta las 5 de la manana estuvimos escuchando el estruendo. Tengo que reconocer que fue todo un espectáculo visual. Los días posteriores a la tormenta fueron la alegría de la huerta, un jolgorio, vamos, un calorcito, esos 20-22 graditos, la gente en el parque vuelta y vuelta, los barcos desparramados por los canales, la alegría contagiosa, esa exaltación de la amistad... Nosotros aprovechamos para coger la bici (ya...cuando no) y hacer una ruta con la tulipandi (osea con los guiris o los autóctonos, según se mire). Acabamos llegando a un pueblo del que no podíamos salir si no era a través de una balsa. Allí subimos las bicis y el balsero nos llevó al otro lado. Todo al más puro estilo Verano Azul... y en el otro lado, venga a sortear canales con la bici por medio de un sistema cuando menos singular... Os voy a dejar un video para que os hagáis una idea de cómo cruzar canales en medio del campo. A mi me encantó ese día, ese y los que le siguieron. Holanda con sol es el mejor lugar del mundo para vivir pero si siempre hiciera bueno, como dice mi sabia hermana, no sería un país tan bonito. Así que a darnos con un canto en los dientes... y a aguantarnos con su bipolaridad.


video

lunes, 1 de junio de 2009

Borrel

El viernes fuimos a un borrel que habían organizado mis compis de Molinos por mi nuevo estatus marital. Un borrel es una reunión informal con la gente del trabajo, vamos lo que en España llamamos tomarse unas cañas cuando terminas de currar. Lo único que aquí en Holanda (dependiendo de la empresa, claro) se celebra en la oficina y con el jefe. Otro día os explicaré el sistema antipiramidal laboral que existe aquí y lo mucho que me gusta. Se suele hacer los viernes y a veces el jefe te regala media horita por el borrel :) El tuli por ejemplo no suele organizar borrels en la oficina...pero eso si, ha invertido en una mesa de pingpong y en dardos para que, según él, sus trabajadores se "desestresen"y curren mejor. JA! yo sólo se que cada día me viene con "he ganado a fulanito hoy" o "mañana llegaré un poquito más tarde", "hoy he hecho X puntos"...vamos, que está encantado con su idea del "desestrés" laboral..., según el bueno para la mente y el cuerpo. Ya sabéis, haceros con una mesa de ping pong...
Bueno, a lo que iba, que el viernes me llevé al tuli al borrel. Nos reunimos en un bar cercano a Molinos. Mis compis llegaron con una cesta enorme de regalitos. No me lo esperaba. Nos regalaron todo tipo de productos aptos e ingeniosos para la seducción...;) , dos temporadas de la serie "Cuéntame" (ideal para el tuli!) y diversas delicatessen. Fue un detallazo y me hizo mucha ilusión, sobretodo porque llevo relativamente poco tiempo trabajando con ellos y siento que se han volcado. Yo soy bastante tímida para estas cosas así que desde mi pequeño espacio cibernético quería darles las gracias!!!

miércoles, 27 de mayo de 2009

Op elk potje...

...past een dekseltje. Este es el refrán holandés que viene a significar "Cada oveja con su pareja". La traducción literal del dicho jolandio es: "Cada bote tiene su tapa". Bien, esto es lo que se les ocurrió a nuestras estupendísimas maestras de ceremonia: que cada invitado depositara un frasco, tarro o similar dentro de una pedazo de cesta de dimensiones considerables. Dentro del tarro en cuestión podían meter lo que quisieran, felicitaciones, cartitas, dinerito... etc. Por supuesto, el tuli y yo ajenos a estos tejemanejes logísticos nupciales... Por eso no entendía nada cuando mis padres y sus amigos me dijeron la noche anterior: "Hemos traido el bote , ¿eh?". Yo pensaba: " ¿qué bote? ¿Han hecho una colecta o algo así? El día de la boda lo entendí todo, y me encantó, la verdad. A las 12 de la noche cuando nos fuimos a nuestros aposentos, mis cuñados nos subieron la cesta a la habitación y nos dijeron: "Hala, que os divirtais abriendo frasquitos" Cómo me reí! No abrimos los frasquitos esa noche porque eran más de 60 botes y estabamos agotados... Después de nuestra miniluna de miel en un hotelito-granja en medio del bosque tulipanero, abrimos por fin los botes. Y yo venga a llorar y a moquear con cada bote que abría...la teoría del tuli es que en ese momento estaba sacando todas mis emociones post-boda, lo que sea, no podía parar. Las cartitas, las poesías, la manera creativa, ingeniosa y delicada de muchos de esos botes, simplemente el cariño que estábamos recibiendo me desbordó, vaya dramón ;) Había botes para todo, grandes, pequenos, artesanales, de diseno, comunes, exóticos, especiales...por ejemplo, el quinteto de Palma se las ingenió para meter billetitos dentro de nueces y las nueces en un bote chulo, chulo (brillante!), el botecito de mermelada de A&A (con el toque Andrea por supuesto), el cofre de Charlie, el bote de Kiko, la carta de mi madre y el discurso de mi padre enrollados en dos botes, la granja de famobil, el que estaba lleno de azucarillos,y etc, etc, no acabaría nunca... Fue una idea fantástica, ahora tenemos la casa llena de botes. Os dejo una selección de botes en flickr, (hala, a ver si encontrais el vuestro), otros se han quedado en Harderwijk y no he podido fotografiarlos pero iremos a buscarlos!