miércoles, 11 de noviembre de 2009

Boda marroquí

El miércoles pasado fuimos a una boda marroquí de un amigo del tuli. Como yo nunca antes había ido a una boda de otra cultura (excepto a la mía, que era medio tulipana pero eso no cuenta) comencé a taladrar al tuli: "¿A quién se le ocurre organizar una boda un miércoles a las 19:00?, ¿qué me tengo que poner? y lo más importante: ¿habrá comida? El tuli, que tampoco había ido hasta ese día a un evento similar sólo me dijo, entusiasmado, una cosa: "seguro que harán el grito bereber" a lo que yo le contesté "Qué va, eso no lo van a hacer". Joé que no, todavía tengo el tímpano descolocado con tanto grito. Con el vestuario está claro que no acerté. Casi todas las invitadas (porque hombres había pocos, que si no también) llevaban caftanes y mucho, mucho, mucho oro (u/o bisutería brillante, no sabría decirlo). Dos cosas me llamaron la atención: la primera fue la cantidad de comida que había por todos lados, sobre todo dulces típicos. La segunda, la impuntualidad. Los holandeses llegamos(sí, yo ya me incluyo como tal) a las 19:00 mientras que los marroquíes llegaron una hora más tarde, y como no se servía vino, pues me harté a zumo de naranja y té moruno super azucarado durante la espera. A las 21:00 nos sentamos a cenar(a todo esto ni rastro de la novia, al novio sí lo vimos). Me encantó que nos pusieran en una mesa con invitados marroquíes ya que así pudimos enterarnos de muchas costumbres. Había una señora mayor que se enamoró del tuli porque sólo le servía zumo de naranja a él y le llamaba señor. Bueno, pues ahí nos enteramos de que la novia iba a cambiarse de vestido tres veces (por si una sola no fuera suficiente) y que hay algunas novias que lo hacen hasta 5 veces... También nos contaron que la noche de la boda, es costumbre que los amigos del novio rapten de manera simbólica a la novia y la lleven a la casa de los suegros... A mi me hacen eso y me da algo, lo que me faltaba, pasar la noche de bodas con mis suegros. A mitad de la cena apareció la novia, muy guapa y ahí fue cuando se desató el caos. El Dj comenzó a poner música moruna a todo volumen, canciones que todos se sabían al dedillo, menos nosotros claro. Las mujeres se pusieron a bailar y a pegar gritos y yo entretanto me divertía haciendo fotos. Cuando se cansaban volvían a la mesa y así una y otra vez (qué energía). La verdad es que estuvo genial. Os dejo un video colgado. Si escucháis bien, oiréis el grito bereber al final.


video

9 comentarios:

Arthur dijo...

Una boda sin alcohol. Interesante.

Sobre el grito berber, es producido abriendo y cerrando la glotis reiteradamente o el flujo de aire es interrumpido colocando la mano sobre la boca a intervalos regulares?

pau dijo...

En la mayoria de bodas se llega siempre a un punto en que se oyen gritos bereberes, y suele ser cuando el dj y el bailoteo están a tope.

Muy bueno el programa. Hablaste tan bien que deberian darte el sitio de Soldat. En serio.

mamitamamen dijo...

A mí me ha recordado a la boda de Farruquito...
En B·pel·M estuvisteis fenomenal! Todas las críticas que han llegado a mis oídos han sido positivas. Será porque soy la hermana de la protagonista?

ainaina dijo...

Hola...
Me encantó verte...fue una sorpresa ver al reportero en la misma silla que me he sentado alguna vez...Por cierto supongo que conservareis los muebles entre tanta mudanza, no?

Koni dijo...

Pequeño saltamontes,
Estamos todas muy satisfechas con tu intervención en el programa de IB3. Un poco breve, eso sí.
Me da un poco de penilla que ya no tengáis ese piso...

Mierda, me voy a clase!!

romeovive dijo...

Fantástico programa de IB3. Me dijeron que salías, pero no que tocases tan bién el violoncello.

Nuria dijo...

No lo sé Arthur pero ¿qué te parece si en la próxima cena nos grabas a todos haciendo el bereber? Después podemos analizar hasta con qué vocales lo hemos hecho...

Pau, ¿Te refieres al punto donde las corbatas están en las cabezas, la gente le pide copas al Dj y el que no tiene un cubata es porque se está bebiendo el agua de los floreros? En tales ocasiones no recuerdo haber oido un grito similar pero claro, también podrían haberme estado gritando al oido que no me hubiera enterado. En cuanto al programa, lo hice lo mejor que pude, con mi estilo más mallorquín (es decir, el nunca visto) Me temo que quedó un poco foraster...

Sí Mamen pero al menos no se rajaron las vestiduras...
Yo de tí saldría con gafas de sol a la calle(y ponle unas a Alex) no vaya a ser que tengas que ir firmando autógrafos ;)

Aina, por supuesto que conservamos los muebles. Están todos apilados en la oficina de Job. Y las plantas también, ay! mi pobre limonero... Tu tranquila, que esa es TU silla... Un besote!!!

Koni-chi-wa, no te preocupes.Mejor piensa que si vienes pronto a la planície vas a poder disfrutar de una casa mirando al canal, ya sabes... Bs :X

Romeo, pero qué malo eres! Ay ese karma...

romeovive dijo...

mi karma, está fatal. por eso llevo 3 días KO. Sería un castigo divino si divino existiera.

en cuanto a la boda, muy bien. pero no todas las bodas árabes son abstemias...

linis dijo...

Hola Nuria... ¿si escuchamos bien podremos oir el grito bereber?? Pero si se escucha a una legua!!!

Que rabia!! Conecté la tele cuando ya se había pasado tu turno... con la ilusión que me hacia verte!!! Me conformé con verte "tocar el violonchelo"...
Un abrazo