viernes, 2 de enero de 2009

Feliz año

Después del abandono pseudo-voluntario del blog, vuelvo a la carga (para regocijo de algunos y pena de otros...). Si antes de Navidades ya estaba agobiada, ahora aún lo estoy más porque no he terminado todo el trabajo que tenia y que ahora se duplica con el que me está esperando en la mesa del salón...pilas de exámenes por corregir. Y eso que una se marchó a España con el portátil y buenos propósitos...riéte tú de los buenos propósitos. Lo que sí hicimos fue comer, aunque la palabra comer se queda corta, más bien diría que nos cebamos a base de bien. Aún así se ve que eso para las madres no es suficiente porque cuando ya no te cabe ni un polvorón más y te desabrochas el botón del pantalón (que sí, que lo hacemos todos) ya está tu madre con la cantinela de... "Hija, come un poco más que estas muy flaca". Yo creo que para las madres una siempre está flaca aunque pese un quintal. El tuli decía que ya estaba harto de comer pero sólo lo decía porque seguía comiendo... Conclusión: hemos vuelto a la planície con los vaqueros "arrepretaos" y el firme propósito de hacer dieta depurativa. Será mañana porque hoy nos hemos atiborrado a queso.
Por cierto, para los que querais saber cómo me curré el envoltorio de los regalos de Sinterklaas, aquí os dejo un documento gráfico, a ver que opináis (me sirvieron las clases de Elvira y su perro?). De una caja de pizza salió una...báscula! y de una caja de cartón hice un cofre del tesoro, forrado y todo, eh? Vaya fin de semana el de Sinterklaas. Tardamos 4 horas en abrir los regalos (entre lecturas de poemas y la montaña que había) Yo que me pensaba que era rollo amigo invisible,nos damos un regalito y hala, pa casa. Pues no. Poemas superlargos, que...curiosamente la mayoria iban dirigidos a mi, con el arte que tengo yo para leer en holandés y no trabarme. Lo mejor llegó al final, con el último regalo. Mi suegra se había acordado de mi sobrino Alex y me había regalado un libro de navidad para el...Os podéis imaginar (una que siente pasión por su sobrino) que se me agolpaban las lagrimillas, luchando por no llorar y no montar un circo... pues al final acabé llorando como el rosario de la aurora y conmigo todas las mujeres: suegra y cuñadas. Mientras tanto, los hombres se descojonaban... insensibles!!!

5 comentarios:

Alicia dijo...

Ya echaba de menos el blog!!!
Lo del envoltorio es mucho más sofisticado en Amsterdam que en Don Papel de Palma; lo admito no te hubiera podido ayudar.

Has conseguido emocionarme con lo de Alex.
Aviso: si romeovive (mi hermano en la vida real) lee esto...la que nos espera!

Koni dijo...

tíaaaa vaya curro con la báscula y el cofre del tesoro FORRADO Y TODO!! Definitivamente yo nunca podría ser holandesa, las manualidades se me dan de puta pena. Estoy envolviendo los regalos de los Reyes Magos ahora y no veas que churros me están saliendo.

Sobre las aves migratorias ya te informaré en un email privado. Pero ya te lo puedes imaginar: CERO PATATERO.

Besotes.

José Santos dijo...

Feliz año Nuria!!!

No sabía que tuvieses blog. Ya te agrego a Google Reader.

Un abrazo Manolo

ainaina dijo...

Hola guapísima! Me has sorprendido con lo de tus envoltorio. Esperaba una foto, por lo menos, de un montón de holandesas llorando.
Bien, esperamos más noticias de la planicie...Besos

Nuria dijo...

Querida cunñaaaa,cuando te dije lo de Sinterklaas iba en serio...riete tú de Bricomanía...

Koni, todo el mundo puede ser holandés. Con un par de duvels te digo yo que haces unos envoltorios que ni las del corte inglés... Te lo tengo dicho, un día te voy a poner Los Pajaros de Hitchcock, a ver si aprendemos...

Gracias Manolo, espero que me sigas leyendo. Un besote y feliz año a ti también.

Querida señora, por supuesto tengo las fotos de plañidera, te las enseñaré algún dia...a moco tendido acabamos!Supongo que me seguirás informando de las novedades, no??? Besote