martes, 20 de enero de 2009

Pasada por agua

Desde que las temperaturas han subido, el clima en Holanda es una mierda. Os voy a presentar a mi poncho, lo estrené ayer. No le he puesto nombre porque creo que se va a ir directamente a la basura. Ayer fue un día de esos de quedarse en casa, aunque por supuesto NO si vives en Holanda (entonces estarías casi cada día metido en casa). No hacía más que llover y llover y se acercaba la hora de ir a coger la bici para irme a trabajar. Como tardo media hora en ir y previendo las lluvias torrenciales del invierno en Holanda (llamadme intuitiva), me compré hace un tiempo un poncho para la bici. Bien, ayer llegó la hora de utilizarlo...
Ya antes de salir de casa me inserto el poncho y salgo esperando no encontrarme a ningún vecino. Mientras le quito el candado a la bici ya me estoy mojando a través del poncho y pienso "vaya poncho de mierda, me tendría que haber comprado el caro"... Me subo a la bici y me coloco. Esto es importante porque de ello depende el buen funcionamiento del poncho, supuestamente así (lo siento, no he encontrado otra foto mejor en internet). Para más inri hace mucho viento. Comienzo a rodar y se me levanta el poncho que me tapa la cara, tengo que parar bruscamente, no vaya a ser que me trague la farola...menudo circo estoy montando. Me recoloco y pedaleo. Durante todo el camino sólo conseguí mojarme más y más con el puñetero poncho, que además de resultar ineficaz es realmente antiestético... Por si fuera poco, un autobús que pasaba por allí se encargó de salpicar de agua a todo el que se encontraba cerca de la acera (osea a mí sola porque el resto de ciclistas ya se había apartado previamente). Llegué al trabajo recien duchada y me tuvieron que dejar una toalla.
Conclusión: No te compres nunca un poncho, disfruta de la lluvia.

6 comentarios:

ainaina dijo...

Hola guapa!
Estamos en un curso de blogs...Koni y yo...Nos aburrimos un poco...por eso leemos tu blog, hacemos listas de las canciones favoritas, nos reimos del tipo del poncho...Ah! tambien miramos viajes: a Amsterdam, Madrid, Vietnam...hablamos de aves migratorias y el retorno de las pajarracas.

Beíta dijo...

Grecaaaaaaaaaaa que tú está guapa con poncho y tóooooooooooo!!!!!!! Pura gracia y estilo.
No te dejes achantar por la lluvia de este país de herejes tonta, que aunque lo parezca y lo intente alevosamente y con ensañamiento, no llega a disolverte, la hijaputa.
;)

Alicia dijo...

ja, ja, ja...es que veo la escena...ja, ja, ja...pfffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffff...ja, ja, ja y me siento tan identificada!
Si te sirve de consuelo aquí tb hace mucho frío
Besos cuñi

Nuria dijo...

Queridas petardas, el curso ese os da créditos? Porque ya lo que faltaba... dejaros de aves migratorias y emigrad ya a las tierras bajas!

Ay Beita, tu si que me entiendes que lo has sufrido en tus propias cannnnes... desayunamos mañana acompañadas de la llovizna holandesa?

Cuñaaa, te aseguro que llevé el poncho con todo elglamour que pude...Un besote!

pau dijo...

pero...¿tanto lio para luego ir con las piernas al aire?

qué raros son los holandeses

Nuria dijo...

No lo sabes tu bien Pau...