sábado, 31 de julio de 2010

La logotulipeda

Hace ya bastante tiempo que me quejo de dolor de garganta. Primero pensé que era un virus, después que podrían ser nódulos o pólipos y al final me fui al médico para dejar de alimentar mis artes adivinatorias...
Llego al otorrino que me recibe sonriente con sus instrumentos de tortura. Me sienta en una silla, me dice que abra la boca y desliza un mango de metal con un espejito hacia mi garganta, mango que casi vomito. Tras la exploración concluye que no tengo nada y me remite al logopeda, después de confesarle que soy profesora y me paso la vida hablando. Acabáramos, piensa el tuli-otorrino. Dos semanas después tengo cita con la logopeda de turno (o sea, la que me ha tocado). Me abre la puerta de la consulta una chica rubia muy mona que podría ser mi alumna. Rebosante de entusiamo me pide que me siente y que le cuente qué me pasa. Comienzo con mi disertación pero al segundo me interrumpe y me dice que no estoy relajada, que me acomode bien en la silla, respire pausadamente, controle el ritmo, me relaje y empiece otra vez. Yo pienso: "joeeee, esto va para largo".
Después de contarle mi vida, que por mi trabajo tengo que hablar mucho y encima en tulipan (idioma fonológico bastante diferente, por no llamarlo jodido que irrita mis cuerdas vocales), me propone hacer una tecnica de relajación:
Logotulipeda: Túmbate en esa camilla boca arriba, con los brazos estirados a lo largo del cuerpo, relájate y deja tu mente en blanco.
Yo: Vale (pero me viene a la cabeza la imagen del Albert Heijn y las compras que tengo que hacer todavía...)
Logotulipeda: Ahora cierra los ojos y visualiza mentalmente tus pies y siente que forman parte de tu cuerpo.
Yo : el qué? por no decir "lo cualo?"
Logotulipeda: sí, siente la energía de tu cuerpo y cuando notes que tus pies hormiguean me dices "ajá". No hace falta que abras los ojos.
Yo:ehhh, ok (pensando por qué me ha tenido que tocar la "Zen")
Al cabo de un rato calculado en el que yo ni estoy relajada ni siento nada especial, digo: "Ajá"
Logotulipeda: Muy bien, ahora haz lo mismo con tus rodillas.
Yo:Con las rodillas? (esto va a durar mucho, la próxima vez dire "ajá" más rápido- pienso para mí)
Cuando llegó el turno del estómago me da a mí que me pilló porque debí decir "ajá" demasiado rápido.
Logotulipeda: Normalmente el hormigueo del estómago se tarda bastante más en notar. Tienes que tomártelo en serio, si no, no vale.
Yo:(a esas alturas decido sincerarme) Es que no sé cómo se hace.

La chica emite una risilla socarrona y me dice que no me preocupe, que lo vamos a practicar, que ella ha notado que yo voy acelerada y que lo que yo tengo es un problema psicosomático que se llama ESTRÉS. Me manda como ejercicio unas respiraciones profundas y que practique la técnica de Ale xander. Cuando llego a casa googleo esa técnica y empiezo a descubrir el mundo "Zen" jo... y yo que para esas cosas soy tan poco crédula... vamos a ver en que acaba todo esto.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

se empieza por una tontería y se acaba en una secta. cuidadinnn¡¡

xchaos

Alicia dijo...

Ommmmm ommmmmm ajá! ;) veremos si se te va el dolor de garganta, nunca se sabe, no hay que cerrarse.

Por cierto, lo del "ajá" es insuperable, seguro q auténtico y genuino tulipán.

pau dijo...

mientras sea la técnia alexander no hay problema, tienes que empezar a preocuparte cuando te hable de la técnica Ludovico

http://www.cinemavip.com/system/image_files/000/001/850/large/naranja_mecanica.jpgcress

isaormaza dijo...

Algo parecido a eso intentaron conmigo para los ejercicios de preparación al parto. Eran los años en los que eso de la epidural sonaba a arameo. ¿Conclusión? Me dejaron por imposible. A mi me daba la risa floja (vamos, que mi ajá era un jajajajaaaa) y lo peor del caso es que algunas alumnas aventajadas de la clase lograban asta algún ronquidito que otro... ¡Que le vamos a hacer! Eso de relajarse no es tan facil como parece ¿verdad?

Nuria dijo...

La secta de las gargantas secas, ya me han hablado de ella: todos profesores, qué miedo!

Ali: en realidad dicen ajá sin abrir la boca, todo un dominio de la lengua. Nos vemos dentro de prontito!!

Pau: Si un día se me acerca la logotulipeda con un casco cableado echaré a correr y no miraré atrás

Isaomarza: No es nada fácil, al menos para mí y mira que lo intento...cada vez que tengo que hacer algo zen me entra la risa floja(no lo puedo evitar) Y lo peor de todo es que seguro que funciona! :)

Cleo dijo...

Puff a mi tampoco me va mucho el rollo zenmistico....ya nos contarás quetal con tu terapia alternativa..recuperate pronto...

Mil besos guapa

JuanRa Diablo dijo...

Me he puesto al día con tu blog :)

Supongo que en las vacaciones en Friesland sí habrás alcanzado tu nivel Zen y vengas con la garganta como una rosa (o mejor como un tulipán) jeje

Un saludo