jueves, 6 de noviembre de 2008

El vecinito de arriba

El martes no me libré. Tuve que asistir a la segunda parte de la reunión de vecinos, hay que ver como son estos holandeses, les gusta más reunirse y darle al palique que a un niño una piruleta. Así que nada más llegar de trabajar me voy a casa del vecino del primero (presidente de esta nuestra comunidad) y me encuentro con el tuli y los de arriba (sí, somos 4 gatos). La reunión cuenta con dos puntos importantes: el primero sobre cuánto nos va a costar la derrama... es que atención, quieren reparar el interior del edificio, escaleras, paredes, etc... y para ello nos han pedido si podemos contactar con los polacos!! (kurba, kurba... a mi me va a dar algo). El segundo punto es un poco más peliagudo...se trata de nuestra relación con los vecinos de arriba. Resulta que tienen un niño pequeño que se debe estar entrenado ya para correr la maratón porque no para, se pasa todo el día corriendo de un lado a otro. Como estas casas son muy antiguas se oye todo. A veces pienso que se nos va a caer el techo encima de los saltos que pega el angelito...Nos hemos quejado ya varias veces via email, claro porque si subimos y llamamos a su puerta, no nos oyen (por qué será...). Cuestión: el vecino del primero va a ejercer de moderador neutral de la contienda, todo muy civilizado. Empieza el primer asalto, la mujer y madre del pequeño saltador nos empieza a decir que es que el niño tiene que sacar su energía y que cada día necesitan bailar. En este punto a mi es que me entran ganas de decirle que le apunte a una escuela de flamenco y haga allí todo el zapateao que quiera pero claro, el niño tiene 2 o 3 años: no creo que lo acepten pero no saben el potencial que estan perdiendo...El tuli les dice que lo entiende pero que ese no es nuestro problema y que nosotros lo que queremos es poder estar en nuestra casa tranquilos sin pensar en derrumbamientos. Lo mejor de todo viene cuando al padre se le ocurre una brillante solución. Va el hombre y nos dice que lo que tendríamos que hacer es conocer a su hijo, jugar con él, ser sus amigos para que así el niño entienda que cuando hace ruido a quien está molestando es a sus queridos amiguitos los vecinos de abajo. No sé que tipo de psicología es esa, no será que quieren un canguro extra? Yo flipando y pensando que quí son todos muy Flanders. Y la guinda final es cuando le dicen al tuli que ellos ya le han dicho muchas veces a su hijo que no tiene que hacer ruido porque va a molestar al vecino de abajo. Además, se lo han dicho tantas veces que su hijo está traumatizado con el tuli así que el angelito en vez de llamar a Job "el Buurman"(vecino en holandés) le llama en "Boo-man"(boo de dar un susto). Yo es que me parto...Al final estamos tan cansados de escuchar sandeces que damos la charla por concluida con la promesa de que intentarán tener más cuidado. Lo quiero ver o mejor dicho "no escuchar"...

4 comentarios:

pau dijo...

Nuria, la humanidad resolverá antes el problema de como viajar por el hiperespacio que el problema de los vecinos. De los vecinos en general, me refiero.

La foto con las gafas tipo alfredus mola un puñao.

Alicia dijo...

Echan por el canal internacional "Aquí no hay quien viva".
Y, en todo caso, les gusta escuchar canciones constructivas?...

ainaina dijo...

En una de mis larguiiiiiiiiiiisimas reuniones de vecinos, una le dijo a uno que su terraza parecía el corral de la pacheca. La verdad es que la tenía un poco barroca con enanos de jardín, fuente de piedra y césped artificial. Pero el comentario también se las trae.
En la última (también larguiiiiiiiiisima) decidimos ponerle una querella criminal al promotor de la finca. Mejor no digo nombres, no sea que seas amiga de algún hijo/a suya y meta la pata de nuevo.

Nuria dijo...

Y eso que sólo somos tres vecinos Pau! Por cierto, no te lo he dicho aún pero yo soy fan de Alfredus, de ahí las gafas...

Cuñáaaa, lo de las canciones constructivas es otro cantar...me he hecho con un CD que no tiene desperdicio...ya te lo grabaré, ya...

Querida señoraaaa,lo del corral de la pacheca me ha encantado (ese vecino tuyo seguro teníá genes holandeses...por lo directo del comentario...)Por cierto, cómo estan tus ojitos?