lunes, 7 de abril de 2008

El súper


Los súpers holandeses son súpers de barrio, es decir, no existen los macro supermercados tipo "Currufú" o Alcampo, no...pa qué, aquí encuentras de todo aunque el super tenga 5 m cuadrados. En Holanda hay dos supermercados principales,uno se llama Albert Heijn, supongo que en honor a un tipo llamado así y el otro Dirk Van de Broek en honor, supongo también, al amigo Dirk. Bien, pues hoy he hecho el ridículo en este último (tenía que llegar el día, ya tardaba). Resulta que esta mañana me fui a mi amigo el pescadero, que me cae muy bien aunque a veces es un poco borde...(bueno, borde no, holandés) y le compré dorada. Hace un rato en casa me dí cuenta de que no había comprado ni perejil, ni ajo ni na de guarnición y hala, al "chúper" con la bici. Llego y empiezo a comprar gilipolleces varias (aparte de la comida) como por ejemplo unas gafas naranjas y una boa de plumas también naranja, claro (para el día de la reina, no porque sea una hortera...) Me paro en el pasillo de los vinos y empiezo a mirar a ver si hay algo que no sea Don Simón y se pueda beber y de repente oigo una voz detrás de mi que me dice "Este vino está bueno" en jolandio, claro y me giro y veo a un señor que me empieza a contar un rollo sobre el vino blanco y yo : "Ya gracias, pero estoy buscando un tinto" y el tio, super enrrollado me cuenta donde ir a comprar los mejores vinos, y tal...y yo que tengo prisa... Bueno, me deshago de él y me dirijo hacia la caja y empiezo a colocar todo en la cinta y llega el turno de pagar...y me percarto que me he dejado uno de los dos monederos que llevo (el de los billetes, vaya por Dios) y abro el de las monedas rezando: "Por favor, que tenga dinero suficiente, aunque sea en calderilla!" Pues no...no tengo, me faltan dos euros... y se empieza a formar una cola enorme en mi caja y el que va detrás de mi es justo el señor de los vinos, que ya no tiene ganas de ser simpático, no... tiene ganas de romperme una botella en la cabeza... y le digo a la chica de la caja que me quite dos productos (por supuesto que no sean ni las gafas ni la boa de plumas...no) y aqui llega cuando la tía no sabe quitar dos productos y llama por teléfono a alguien y la gente me mira con cara de odio. Al final llega una que sabe restar y me dice : "Son 18.90 euros" y yo con toda mi calderilla y la gente acordándose de toda mi estirpe... Aquí no acaba la cosa, meto las cosas en la bolsa y me voy hacia la puerta pero antes de que pueda salir me para otro señor y me dice algo que no entiendo. Le pido que me lo repita por favor (y yo pensando, "Joooooeee, me va a echar la bronca por lo de la cola en la caja") y me dice alto y claro que el me puede pagar los productos que no me he podido llevar (vamos, que se está enterando todo el chúper de barrio, MI BARRIO!! que ya me deben conocer...) como si fuera una pobre homeless...Le digo que no, que muchas gracias y me largo como alma que lleva el diablo...pero eso sí, con mis gafas y mi boa naranja...

8 comentarios:

laiapf dijo...

ajajajajaajajajajajajajajajajajajaaaaaa
me partoooooooooooooooooooooo y me mondooooooooooooooooooo

laiapf dijo...

Si es que eres la Conchi por excelencia....

romeovive dijo...

Joer, pues haberle pedido los dos euros. Claro que con lo cofras que son los herejes, quizás te pidió algo a cambio que no entendiste...

mamitamamen dijo...

Y por qué no usaste tu súper-truco de cambiar dinero con la visa descrito en tu comentario del 26 de marzo?
No aceptan tarjeta de crédito en los supermercados de 5 m2 holandeses?

mamitamamen dijo...

Además, yo pensaba que con todo lo que rapiñásteis a los sijs, tendríais la despensa llena hasta por lo menos el 2012...

pau dijo...

Vamos a ver, ¿no quieren globalización? pues que se enteren de la que es capaz de liar un español/a en la caja de un super. Y que se vayan a costumbrando por si algún dia se les ocurre venir por aquí.

romeovive dijo...

y el próximo día que vayas, te pones en el mismo cajero y al final de pasar todos los productos, le dices "uy, mejor me quitas esto, esto y aquello" y "aprende a usar la caja registradora, cacho garrulo". Eso último mejor lo dices en español.

Nuria dijo...

Este país funciona con el sistema "pin", que es una tarjeta de débito que sólo puedes tener si previamente te has abierto una cuenta en un banco,previa obtención del"soffinummer" previo empadronamiento en el ayuntamiento..Sólo así consigues un dichoso pin con el que puedes pagar en el súper sin tener que liarla con la calderilla porque casi nadie paga con dinero, solo con el p...pin.