sábado, 5 de abril de 2008

Squash y Pannekoeken


Queridos amigos...Hoy he hecho deporte!! (bueno cuñado, ya puedes dejar de hacer la ola) Después de casi tres semanas de quesos y vinito (vamos a dejar a un lado mi cocina "experimental") hemos decidido que un poco de deporte no nos vendría nada mal... y le digo yo al tuli, "¿y que deporte hacemos?", y me dice que el solía jugar al squash, y yo le digo: "¿Squash es donde te metes en un cuartito en plan pecera y se le da a una pelotita en plan bestia y acabas sudando en plan lo que no está escrito?" y me dice que sí, más o menos y que si me apetece. "Hombre" , pienso yo, "si se jugar al padel no se me puede dar tan mal..." y le digo que vale, pero antes miro en internet a ver si me entero algo mejor de las reglas de este... deporte (?) y lo primero que leo y cito textualmente es: "El squash es un deporte que exige una magnífica condición física y excelentes reflejos" jodeeeer, vamos bien, en lo de magnífica condición física yo quitaría magnífica y si me apuras, condición y excelentes reflejos, bueno ...con lo que he practicado con la bici por el centro entre el tranvía y demas coches... aceptamos buenos reflejos. Guay, ahora sólo necesito equiparme y nos vamos a comprar unas zapatillas de deporte y una raqueta (porque casi cuesta menos comprarla que alquilarla) y al final acabo así de mona. Sí, con mi cintita, mis pantaloncitos cortos, mi raquetita, hecha un primor y hala, al club (oseaaaaa). Dios, al primer raquetazo que le da el tuli me dan ganas de decir... "Ande vaaaass, te me pones tranquilito eh?" y fiu-fiu que no veo la bola, bueno y ni hablar de mi saque que da pena...Vamos que el tuli estaba pensando donde he aprendido yo nociones de algo a lo que se juegue con una pelotita...pero como es tan bueno y tiene la paciencia de su nombre me explica como lo tengo que hacer y me da una clase nivel básico (porque no doy pa más) y al final me dice que quizás debería apuntarme a clases... (me lo voy a pensar...)
Después nos hemos ido a casita (con el consiguiente chaparrón holandés) y Job ha hecho Pannekoeken, mmmm que ricos. Los pannekoeken son una especie de crepes , un poco más gordos, muy típicos de la cocina holandesa, a los que se le suele poner ingredientes salados como bacon, pasas, manzana...Hombre, es que despues del"brutal" esfuerzo teníamos que reponer fuerzas... Estaban muy buenos (está claro quien de los dos tiene el don culinario). Aquí os dejo una fotito por si queréis ver al cocinero.

4 comentarios:

Buddy Mery dijo...

Vaya modelín deportivo super-fashion...Te queda pirata!!!
Y digo yo...Para hacer deporte no sale más económico hacer footing? (Que teenfundas el chundal guarripei...y listo!!!)Ade+, lo mejor de correr,es el cafecito calentito que se gana uno tras el esfuerzo... Por cierto, vaya pinta las pankekes esas....Yo si algún día me decido a volar a tu new city es para probar semejante manjar...El cocinero...un bombonasso..Haceis una parejita monísima....!!!
P.D:Cuándo saldrá el sol en ese país???

ainaina dijo...

Hola-hola, estas preciosa vestida de deporte...Lo que no entiendo es como no pasais del squash (que entre otras cosas está pasado de moda) y os dedicais al padel, qué pasa? no ha llegado allí todavía. A ver si tenemos que enviaros a Josemari para que lo lance. Tara, tara tarararará...no se si lo has notado pero es la BSO del PP (no se que me pasa...lo siento!)

romeovive dijo...

los pankekes esos: 1 positivo. el frontón con raquetas de niño (el squoashh): 100 negativos. Resultado: -99.
Por cierto, ya que a tus coleguillas lo que más les preocupa son los modelazos de shaandal para fardar (como a tí), te diré que desde aquí estamos orgullosos del tema secundario que es el deporte y esperamos que apalices a los herejes esos en todas las competiciones que se te ocurran. Canicas y monopoly incluidos.

Nuria dijo...

Lo se!! Quien por Dios quiere jugar al squash? Pero es que el padel aqui no existe, no saben lo que es así que Aina, le puedes decir a Josemari que venga. Mary,envíáme un chandal guarripei, nunca he tenido uno de esos!
Cuñao, ya echaba de menos tus comentarios. Cuando quieras vienes y apalizas tú a estos barbaros...